Internacional

Análisis

“Lo único que podría detener a Trump sería una condena penal que lo dejara inelegible”

Peter Hall, profesor de la Universidad de Harvard, considera que “la calidad de la democracia estadounidense se está deteriorando”

Donald Trump en Arizona
Donald Trump en ArizonaMatt YorkAgencia AP

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha vuelto a insistir en un acto de campaña en Nueva York a dos días de las elecciones legislativas de medio mandato que la “democracia está en peligro”. Mientras tanto, Donald Trump volvió a dejar señales este domingo de que planea lanzarse como candidato en las elecciones presidenciales de 2024 por el Partido Republicano.

En las elecciones de este 8 de noviembre se renueva el Congreso y parte del Senado, además de votarse la reelección de las cámaras estatales y numerosos cargos locales en distintos estados, como los gobernadores o los fiscales estatales, entre otros muchos. Las encuestas adelantan una lucha muy igualada por el control nacional de ambas cámaras. Peter Hall, profesor de la Universidad de Harvard, analiza las opciones que tienen los dos grande partidos en las urnas y cuál puede ser la decisión de Trump.

¿Qué probabilidad hay de que los demócratas pierdan la mayoría de ambas cámaras? ¿Cuáles serían las consecuencias?

Es casi seguro que los demócratas van a perder su pequeña mayoría en la Cámara de Representantes. El electorado estadounidense generalmente se vuelve contra el partido del presidente en las elecciones de mitad de mandato y los índices de aprobación del presidente Joe Biden no son lo suficientemente altos como para compensar eso. La carrera por el Senado está mucho más reñida, pero el apoyo a los candidatos republicanos ha aumentado en las últimas semanas y ese tipo de impulso suele ser un buen augurio para ellos en las urnas. Si los republicanos obtienen el control del Congreso, podrán bloquear la mayoría de las iniciativas de Biden y su estrategia en los últimos años ha sido hacer precisamente eso: producir una parálisis política en Washington que esperan que ponga al electorado en contra del presidente en ejercicio en 2024.

¿Cuál es el tema candente en las elecciones, la economía, la migración?

Los temas que más preocupan a la gente en esta elección por un amplio margen son la inflación y la economía. Una tasa de inflación cercana al 10% está afectando el nivel de vida de las personas y transmite la sensación de que la economía está fuera de control a pesar de que el desempleo es bajo y el aumento de las tasas hipotecarias está deprimiendo un mercado inmobiliario del que muchos estadounidenses dependen para su riqueza. La migración no es un tema candente a nivel nacional, pero se considera importante en Estados del sur, como Texas y Florida, donde muchos votantes se vuelven contra los demócratas.

Algunas de estas contiendas son una gran prueba para Trump. ¿Cree que el resultado determinará si se presenta en 2024?

Todo indica que Donald Trump está decidido a postularse nuevamente para la presidencia en 2024. Creo que lo único que podría detenerlo sería una condena penal que lo dejaría inelegible para postularse. Tantos candidatos republicanos que se postulan en esta elección de mitad de mandato son partidarios de Trump que está obligado a declarar la victoria independientemente del resultado. Sin embargo, existe una buena posibilidad de que algunos republicanos prominentes se postulen contra él en las primarias de 2024 y es posible que uno de ellos con una plataforma derechista similar lo derrote. Sin embargo, esto seguirá siendo una pregunta abierta hasta el final, ya que, como dice el refrán, “una semana es mucho tiempo en política”.

¿Estados Unidos se está moviendo hacia una nueva era más polarizada y conflictiva? ¿Qué posibilidades hay de que Estados Unidos se convierta en un régimen autoritario en las próximas décadas?

El electorado estadounidense ya está polarizado y su política ha sido altamente conflictiva durante dos décadas. Los votantes blancos con educación universitaria tienden a apoyar a los demócratas por una gran mayoría, mientras que aquellos sin educación universitaria se inclinan fuertemente hacia los republicanos. En las próximas elecciones, mucho dependerá de si los votantes hispanos favorecen a los demócratas o a los republicanos. La calidad de la democracia estadounidense se está deteriorando. Las creencias de larga data sobre la imparcialidad de las elecciones se han visto sacudidas por las afirmaciones generalizadas de Trump y otros republicanos de que las elecciones presidenciales de 2020 fueron manipuladas. La Corte Suprema ahora parece ser un cuerpo politizado para muchos ciudadanos. Y el estancamiento en Washington como resultado de un gobierno dividido ha dejado a muchos ciudadanos desilusionados con el desempeño de su Gobierno. Es posible que tengamos una democracia mal administrada, pero creo que es muy poco probable que esto dé paso a un régimen autoritario.