Medida estrella

La dolarización, la medida estrella de Milei para cambiar el peso por el dólar estadounidense en Argentina

El elegido presidente argentino insistió durante la campaña electoral en esta radical promesa, que supondría que la economía del país sea gestionada por la Reserva Federal de Estados Unidos

ACTUALIZA INFORMACIÓN AME8036. BUENOS AIRES (ARGENTINA), 19/11/2023.- El candidato a la Presidencia de Argentina de La Libertad Avanza (ultrederecha), Javier Milei saluda a sus seguidores hoy, en Buenos Aires (Argentina). El líder de La Libertad Avanza (ultraderecha), Javier Milei, será el próximo mandatario del país desde el 10 de diciembre. EFE/ Enrique Garcia Medina
Javier Milei, presidente de ArgentinaENRIQUE GARCIA MEDINAEFE

 La victoria de Milei sobre Sergio Massa en las elecciones argentinas ha provocado el fin del peronismo en el país. El "anarcoliberal" -tal y como se define-, ha provocado la irrupción de una nueva era en Argentina con medidas estrella que ilusionan a los argentinos, envueltos en una crisis económica fuerte y una inflación sin precedentes. Una de las promesas electorales del nuevo presidente, sin lugar a dudas, es la dolarización del país, renunciando al peso argentino y dando el "sí quiero" al dólar estadounidense.

Actualmente, Argentina acarrea una crisis socioeconómica bajo una inflación interanual del 138,3 % y una pobreza del 40,1 %, a lo que se suman constantes embates cambiarios debido a la fragilidad de su moneda con respecto al dólar estadounidense. Asimismo, de acuerdo a las últimas estimaciones del FMI, el poder de compra de los argentinos en 2022 fue 22.158,41 dólares un avance por segundo año consecutivo, pero es un 10 % menos que hace una década, cuando el PBI per cápita llegó a los 24.648 dólares en 2011.

Milei insistió en su voluntad de aplicar sus planes económicos, y la dolarización era la promesa más ruidosa, una quimera que resonaba con fuerza entre la sociedad argentina y que supondría acabar con el peso argentino -instaurado en Argentina desde 1992- y usar el dólar estadounidense.

Un programa económico que piensa implementar a partir del próximo 10 de diciembre, cuando asuma el cargo, aunque los principales analistas no lo ven con buenos ojos debido a que supone importantes costes, como que la economía del país estaría supeditada por la FED (Reserva Federal de EEUU) y no por el banco central argentino. La dolarización desemboca en la eliminación del sistema cambiario, lo que lleva a que el país sea más vulnerable frente a las perturbaciones, aunque los efectos positivos se empiezan a notar unos días más tarde.

Por el momento, antes de que se pongan en marcha estas medidas económicas, Argentina puede mirar por el retrovisor a otros países que están dolarizados en América Latina: Ecuador, El Salvador y Panamá. En el país ecuatoriano, por ejemplo, fue una medida que se afrontó en 1999, ante la mayor crisis económica vivida. En su momento, fue considerada como una de las medidas monetarias más radicales que el país vio en su historia, tomada por el entonces presidente Jamil Mahuad; a día de hoy, nueve de cada diez ecuatorianos respaldan el cambio