MENÚ
sábado 22 septiembre 2018
19:29
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Música contra el fanatismo islamista

Coldplay y Katy Perry, entre otros, acompañan a Ariana Grande en un concierto benéfico

  • Ariana Grande y Miley Cyrus durante el concierto
    Ariana Grande y Miley Cyrus durante el concierto / Reuters
Londres.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de junio de 2017. 11:05h

Comentada
Andrea Pérez Egido.  Londres. 4/6/2017

A las ocho de la tarde comenzó ayer en Manchester el concierto benéfico «One Love Manchester», cuyo objetivo era homenajear a las 22 personas asesinadas en el ataque terrorista del 22 de mayo a la salida del espectáculo de la cantante norteamericana Ariana Grande. Más de 50.000 personas acudieron al concierto de la artista, que actúo con otros artistas destacados, como Justin Bieber, Coldplay, Take That, Katy Perry, Pharrell Williams, The Black Eyed Peas, Miley Cirus, Usher y Robbie Williams, entre otros.

Todo lo recaudado con la venta de las entradas –que se agotaron 20 minutos después de ponerse a la venta– será destinado para los familiares de las víctimas del atentado. Tras el nuevo ataque terrorista del sábado por la noche en Londres, en el que fallecieron siete personas y medio centenar fueron heridas, se temió que el concierto fuese aplazado, pero la cantante norteamericana decidió no hacerlo y seguir adelante «con un mayor propósito», aseguraba el mánager de la joven, Scooter Braun. «Pedimos a la fuerte ciudad de Manchester y al mundo unirse a nosotros para hacer una declaración de que el odio y el miedo nunca ganará. Hoy [por ayer] estamos juntos. Gracias», escribía Braum desde su cuenta de Instagram.

El concierto fue idea de Ariana Grande, a la que tres días después del atentado se le ocurrió organizar el homenaje para «hacer algo por las víctimas». Según el rotativo británico «The Guardian», «la cantante estaba muy traumatizada después del ataque, pero era muy importante para ella poder apoyar a la víctimas y decirle a los terroristas que no nos van a detener».

La joven estrella del pop, que es seguida por millones de niños y adolescentes, ha intentado apoyar a sus fans en todo momento desde que se produjo el atentado. De hecho, llegó unos días antes del concierto a Reino Unido para poder visitar a los menores que seguían ingresados en el hospital infantil Royal Manchester. La joven se fotografió con todos ellos y les llevó regalos.

Ariana Grande ha querido además que parte de las entradas del concierto –alrededor de 14.000– se reservasen para los fans que asistieron al evento original en el que se produjo el ataque terrorista. La joven cantante pidió que no sólo los que acudieran al concierto pudiesen disfrutar del evento y, por eso, además de los 50.000 asistentes, el espectáculo pudo ser visto por millones de personas, ya que se decidió emitirlo en directo por televisión en más de 50 países de los cinco continentes.

El concierto benéfico se celebró anoche, pero la seguridad estaba muy presente. De acuerdo con la cadena de televisión pública británica BBC, la Policía de Manchester puso en práctica medidas «adicionales para poder garantizar de esta manera la seguridad de todos los asistentes» durante el «show», que se llevó a cabo en el estadio de cricket Old Trafford. Las Fuerzas de Seguridad también aseguraron que se registrarían todos los bolsos y mochilas antes de entrar al estadio y, por eso, pidió que aquellos que fueran a asistir acudiesen con «lo mínimo posible» para poder así agilizar la entrada al recinto.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs