MENÚ
domingo 23 septiembre 2018
05:48
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Así son los ultraderechistas suecos: Euroescépticos, xenófobos y ultranacionalistas

Los Demócratas Suecos (SD) provienen de un partido de origen neonazi nacido hace 20 años

  • El líder de Demócratas Suecos, Jimmie Akesson / Foto: Efe
    El líder de Demócratas Suecos, Jimmie Akesson / Foto: Efe

Tiempo de lectura 2 min.

09 de septiembre de 2018. 14:59h

Comentada
Pedro G. Poyatos Estocolmo. 9/9/2018

ETIQUETAS

Su origen se remonta a 1998 cuando nacen los Demócratas Suecos (SD) como refundación del partido neonazi Mantén Sueca a Suecia. En aquellas elecciones apenas logró un 0,4%. Hubo que esperar a que Jimmie Akesson y su equipo se hicieran con las riendas de la formación en 2015 para emprender una campaña de lavado de imagen que le hiciera elegible ante el electorado. En 2012, pusieron en marcha una política de “tolerancia cero” contra sus miembros más extremistas que ha supuesto la expulsión de un centenar de personas por sus lazos neonazis o su apología del racismo en las redes sociales. Fruto de estas purga es la eliminación de la organización juvenil del partido, cuyos antiguos miembros han formado recientemente una nueva formación aún más a la derecha, Alternativa para Suecia (AfS).

De ahí que muchos medios y rivales los consideren lobos con piel de corderos a los que hay que aislar del sistema político a toda costa. Prueba de los constantes escándalos que protagoniza el partido es un vídeo que muestra a dos de sus diputados golpeando con tubos de hierro a inmigrantes en Estocolmo.

En declaraciones a LA RAZÓN, Nicholas Aylott, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Södertörn de Estocolmo, reconoce que “para muchos votantes, activistas y políticos, el pasado de SD es absolutamente relevante. Las personas que conozco, por ejemplo, realmente creen que la democracia sueca estaría en grave peligro si llegara a estar cerca del poder”. Sin embargo, matiza que “entre un quinto y un cuarto del electorado, tales escándalos ahora tienen poco o ningún impacto. Probablemente vean un voto por SD como un medio de protesta más que como una elección sobre el próximo Gobierno, por lo que los personajes dudosos dentro del partido son menos problemáticos”.

Sea como fuera, el pasado oscuro y neonazi de lso Demócratas Suecos no les ha parado en su ascensión política. Entraron por primera vez en el Parlamento (Riksdag) en 2010 con el 5,7% de votos y 20 diputados, que doblaron en las pasadas elecciones de 2014 con el 12,9% y 49 escaños. Los 800.000 votos cosechados les colocaron como tercer partido del país y ayer continuaron su ascenso meteórico y ya son el segundo más votado. Su receta es muy básica: cerrar las fronteras de Suecia a los refugiados e inmigrantes, mano dura contra el crimen y convocar un referéndum para salir de la UE

Los votantes de DS “a menudo trabajan en los sectores del transporte y la construcción que emplean a muchos trabajadores europeos con el salario mínimo [de sus países de origen]”, describe el sociólogo de la Universidad de Lund Anders Kjellberg. “Esos sueldos son mucho más bajos que los salarios establecidos por los acuerdos salariales colectivos [suecos]”, explica.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs