Internacional

Malasia, una mirada a su situación económica actual y futura

Este país asiático ha apostado por la digitalización y la innovación para impulsar sus principales sectores económicos

Kuala Lumpur, capital de Malasia
Kuala Lumpur, capital de Malasia FOTO: Envato Elements

Consolidada como una de las potencias emergentes del sudeste asiático, Malasia cuenta con una economía en alza gracias, entre otras cosas, a apostar de forma decisiva por la digitalización y la innovación para impulsar sus principales sectores económicos, incluyendo algunos tan importantes como el eléctrico y el electrónico, el tecnológico y el comercio, así como el turismo, el cual está experimentando un gran auge. Con respecto a esto último, podemos destacar que cada más viajeros españoles deciden visitar este fascinante país asiático para disfrutar de todas las experiencias que ofrece. De todo ello nos habla el Excmo. Embajador de Malasia en España D. Akmal Che Mustafa, a quien hemos tenido la oportunidad de entrevistar.

Desde un punto de vista económico, ¿cuál es la situación en Malasia? ¿Cuáles son sus perspectivas en los próximos años?

La economía de Malasia registró un crecimiento positivo del 3.6% en el cuarto trimestre de 2021, ya que las actividades económicas se reanudaron con la flexibilización de las medidas de contención. El repunte de la actividad económica se vio favorecido por la recuperación del mercado laboral, así como por el apoyo continuo de las políticas. Además, la fuerte demanda externa de productos y comodidades eléctricas y electrónicas (E&E), en particular de los principales socios comerciales de Malasia, incluidos China, los Estados Unidos y las economías regionales, proporcionó un nuevo impulso al crecimiento.

Para 2022, se espera que la economía de Malasia se mantenga en su senda de recuperación, respaldada por la continua expansión de la demanda mundial y el mayor gasto del sector privado, dada la mejora de las condiciones del mercado laboral y el apoyo continuo a las políticas, así como el progreso de la vacunación contra la COVID-19. En general, se espera que la economía se expanda entre 5.5% y 6.5% en 2022.

¿Cuáles son las intenciones de desarrollo futuro en Malasia? ¿Existe un plan maestro al respecto?

Malasia dio a conocer el 12º Plan de Malasia (RMK-12) el 27 de septiembre de 2021, que establece la dirección estratégica para el desarrollo de Malasia para el período de 2021 a 2025. Esta hoja de ruta de desarrollo tiene como objetivo lograr una «Malasia próspera, inclusiva y sostenible», centrándose en tres temas, a saber, el restablecimiento de la economía; fortalecer la seguridad, el bienestar y la inclusión; y promover la sostenibilidad. Algunos de los objetivos clave bajo el RMK-12 incluyen alcanzar un crecimiento anual del PIB de entre 4.5% - 5.5%, asignación de hasta 50% de los gastos de desarrollo a estados menos desarrollados, así como lograr la neutralidad de carbono para 2050. En un esfuerzo por permitir el paso a actividades económicas de alto valor agregado y altamente calificadas, RMK-12 se centra en impulsar la digitalización, acelerar la investigación, el desarrollo, la comercialización y la innovación (I + D + C + I), así como capitalizar el potencial de las tecnologías avanzadas, particularmente las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial.

Además, Malasia ha establecido el Plan Nacional de Comercio (NTB - National Trade Blueprint) para 2021-2025 a fin de mejorar aún más la competitividad comercial del país. El NTB tiene como objetivo fortalecer la capacidad del ecosistema de exportación, así como incrementar la fortaleza de Malasia en la exportación; aprovechar el crecimiento a través de la tecnología y el comercio electrónico; facilitar y ampliar el acceso al mercado; promover las marcas y los productos de Malasia; impulsar el crecimiento a través de la inversión y la diversificación de las exportaciones; y buscar la sostenibilidad y la innovación. Otro plan maestro de desarrollo importante es el Plan de Economía Digital (DEB - Digital Economy Blueprint), que esbozó la estrategia para acelerar el progreso de Malasia como una economía tecnológicamente avanzada. La tecnología de la información y la comunicación (TIC) de Malasia ha acumulado 60.200 millones de euros, lo que representa el 19.1% del PIB de Malasia en 2019. La pandemia de COVID-19 también ha acelerado el crecimiento de la economía digital.

Desde su punto de vista, ¿qué ventajas competitivas ha obtenido Malasia sobre otros países asiáticos de la zona?

Malasia es una de las naciones con el crecimiento más rápido en la región, estando constantemente entre los principales mercados emergentes para la inversión, y es reconocido por su protección de los inversores, así como por su capacidad de respuesta para facilitar las necesidades comerciales. Algunos de estos mercados incluyen:

  • 1º entre los países del sudeste asiático como el país con mayor potencial para atraer inversores extranjeros (2022 Milken Institute Global Opportunity Index);
  • 2º en términos de facilidad para hacer negocios dentro de la ASEAN (Informe del Banco Mundial 2020);
  • 2º en términos de Comercio y Conectividad en el Sudeste Asiático (DHL Global Connectedness Index 2020);
  • 2º a nivel mundial en términos de facilidad para proteger a los inversores minoritarios (Global Innovation Index 2020, World Intellectual Property Organisation, WIPO); y
  • 5º mercado emergente más atractivo en 2021 (Informe de Bloomberg 2021).

Malasia es la cuarta economía más grande del sudeste asiático. El país tiene una estructura económica y exportadora muy diversificada, un mercado laboral favorable, una inflación baja y estable, un sector financiero fuerte y bien capitalizado, así como una cuenta corriente saludable de la balanza de pagos. Malasia se ha convertido hoy en una economía diversificada impulsada por las exportaciones y por industrias de alta tecnología, basadas en el conocimiento e intensivas en capital. Además, los ecosistemas maduros e integrados de Malasia desarrollados a lo largo de las décadas nutrieron una sólida cadena de suministro local que respalda el crecimiento a largo plazo de las empresas.

La pandemia mundial ha empujado a muchas empresas a reestructurar sus operaciones comerciales globales y reubicar sus actividades logísticas en un lugar más estratégico donde dichas actividades se vean menos interrumpidas. Muchas empresas ven a Malasia como un destino ideal como un centro logístico regional, dado que el país está estratégicamente ubicado dentro del corazón de la ASEAN, con una excelente red logística e infraestructuras de conectividad.

El Excmo. Embajador de Malasia en España, D. Akmal Che Mustafa
El Excmo. Embajador de Malasia en España, D. Akmal Che Mustafa FOTO: Cedida por la embajada de Malasia en España

¿Qué sectores son los más atractivos para los inversores extranjeros?

El RMK-12 se centra en acelerar ocho industrias específicas para que sean más sofisticadas mediante la producción de actividades y productos de alto valor agregado, la atracción de inversiones de calidad y la expansión de las exportaciones, así como la contribución a una economía verde. Las ocho industrias son eléctrica y electrónica (E&E); turismo; aeroespacial; creativa; servicios globales; halal; agricultura inteligente; y biomasa.

Malasia continúa ascendiendo en la cadena de valor al pasar de atraer proyectos intensivos en mano de obra a actividades de alto contenido de tecnología, I + D y diseño, alto valor agregado, fuertes vínculos industriales, intensivas en habilidades, intensivas en capital y conocimiento.

El sector de servicios también representa más de la mitad del PIB de Malasia, lo que lo convierte en un importante contribuyente al crecimiento económico, la productividad y los ingresos del país. A medida que Malasia cambia para abrazar la Cuarta Revolución Industrial, el sector de los servicios también está evolucionando para ser más intensivo en conocimientos e impulsado por la productividad. Muchas empresas globales han aprovechado las crecientes oportunidades y el entorno empresarial competitivo en costos presente aquí, y han hecho de Malasia su centro, atendiendo a sus operaciones en la región y más allá.

¿Qué sectores destacarías como claves para promocionar en Malasia como país exportador? Por ejemplo, ahora hay un gran interés en el mundo por los productos saludables, y Malasia tiene un gran potencial en productos alimenticios.

En el contexto de España, las exportaciones de Malasia han crecido después de la pandemia gracias al aumento de la demanda de productos químicos, productos eléctricos y electrónicos (E&E), manufacturas de metal, productos de hierro y acero, equipos y piezas de maquinaria, productos de caucho y otras manufacturas. Esto también se muestra en la cifra comercial, por lo que el comercio total en 2021 ascendió a € 1.25 mil millones, un aumento del 30.4% en comparación con € 847.5 millones en 2020.

Para el año 2022, la Agencia Nacional de Promoción Comercial de Malasia (MATRADE - Malaysia’s National Agency for the Trade Promotion) organizará varios programas promocionales para destacar los sectores de exportación clave, particularmente eléctrico y electrónico, tecnologías verdes, alimentos, petróleo y gas, medicina y aeroespacial. Además, la industria halal también tiene un gran potencial, por lo que España podría verse como el centro de distribución para los mercados de América Latina y el norte de África. También se promoverá el sector de los servicios, incluida la tecnología de la información y las comunicaciones, el mantenimiento, la reparación y la revisión, la logística y los servicios profesionales.

MATRADE también continuará intensificando el programa eBizMatch, una plataforma de reuniones de negocios en línea preestablecida entre empresas malasias y compradores extranjeros de todo el mundo para expandir aún más la huella comercial.

¿Existen zonas de libre comercio en Malasia que fomenten el comercio y la inversión para extranjeros?

En Malasia hay 13 Zonas Francas Industriales (ZFI), que se destinan principalmente a empresas que fabrican bienes para la exportación, y 14 Zonas Francas Comerciales (ZCF), para actividades comerciales como el comercio, la clasificación, el reembalaje, el reetiquetado, el fraccionamiento, el tránsito y otras actividades de valor añadido.

Las zonas francas de Malasia son especialmente adecuadas para las empresas extranjeras que desean utilizar Malasia como base regional de fabricación o distribución, con el fin de llevar a cabo una gran cantidad de sus negocios fuera de Malasia. Muchas de estas zonas se encuentran cerca de puertos, aeropuertos y autopistas, creando redes logísticas eficientes. La exención de los derechos de importación para todas las materias primas y equipos utilizados directamente en el proceso de fabricación también ayudará a reducir los costos de las actividades de exportación en la Zona.

Los principales sectores de actividad en las zonas francas son la industria electrónica y eléctrica, petroquímica, productos alimenticios, plásticos, equipos médicos, industrias de ensamblaje general, servicios, logística, vivienda y comercio electrónico.

Además, Malasia lanzó su primera zona de libre comercio digital (DFTZ - Digital Free Trade Zone) en noviembre de 2017 en asociación con Jack Ma, presidente ejecutivo del Grupo Alibaba. Su objetivo era conectar a las PYMES de Malasia a nivel mundial a través de plataformas electrónicas de comercio mundial inspiradas en Alibaba, y contribuir aproximadamente en un 6.4% al PIB del país.

Desde su punto de vista, ¿cuáles son las mejores sinergias a promover entre Malasia y España para el desarrollo del intercambio cultural entre ambos países?

España es un mercado que Malasia puede aprovechar; incluso antes de la pandemia, las agencias de viajes y las aerolíneas ya habían mostrado un mayor interés en Malasia. Además, digitalmente y a través de las redes sociales llegaremos más rápido a los objetivos españoles, ya que a través de estos medios podemos presentarles nuestro país. Malasia se posiciona como un destino de naturaleza, ecoaventura y cultura en el mercado español. Para continuar desarrollando segmentos de nicho como el estilo de vida y el lujo, el ecoturismo y los viajes temáticos como las lunas de miel, la gastronomía y el arte, los viajeros españoles también tienen buenas conexiones con Malasia, ya sea desde Madrid o Barcelona (con aerolíneas como Qatar, Singapore Airlines, Emirates y Turkish Airlines).

En un esfuerzo por relanzar el destino, Tourism Malaysia continúa buscando Smart Partnership como una estrategia para revitalizar la economía del turismo. Estos incluirían la colaboración con socios y actores de la industria. En línea con la Política Nacional de Turismo 2020-2030, Tourism Malaysia elevará la transformación a través de la digitalización, offline y online, prioridades de marketing y actividades de promoción para involucrar a los visitantes nacionales e internacionales. La formación, los seminarios y los viajes de familiarización seguirán estando a la vanguardia del aumento del conocimiento del producto entre los agentes de viajes españoles. El turismo sostenible y responsable será un enfoque principal para atraer a los viajeros internacionales a Malasia.

Quiero dar las gracias al Excmo. embajador por su buena predisposición a realizar esta entrevista.

José Miguel Ramírez

@GlobalbcAsia