Internacional

A pedrada limpia: dos soldados de Taiwán tratan de derribar un dron chino en una base militar

Una grabación difundida en las redes sociales enciende un acalorado debate sobre cómo el país se tiene que defender ante el acoso chino. Taipei propone un gasto militar récord

Dos soldados taiwaneses ante la presencia de un dron chino sobre una base militar en una isla de Taiwán
Dos soldados taiwaneses ante la presencia de un dron chino sobre una base militar en una isla de Taiwán FOTO: Captura de vídeo Captura de vídeo

Un dron chino que volaba sobre el Batallón de la Guarnición de Lieyu en Taiwán fue atacado por dos soldados taiwaneses mientras la aeronave no tripulada tomaba imágenes de la instalación militar sobre una de las islas taiwanesas conocidas como Kinmen, situadas frente a las ciudades chinas de Xiamen y Quanzhou. Esta base militar está encargada precisamente de hacer seguimiento y vigilancia de los aviones que el Ejército Popular de Liberación de China envía periódicamente sobre la isla.

El dron desplegado por China iba equipado con algún tipo de equipo de vigilancia óptica y su operador estaba muy interesado en la instalación militar en estas islas en disputa. El Comando de Defensa de Kinmen aseguró a Taiwan News que el dron chino estaba operado por civiles y volaba sobre las aguas frente a la costa del municipio de Lieyu, pero matizó que el aparato no ingresó en su espacio aéreo. Sin embargo, el vídeo parece contradecir estar versión ya que el dron está justo sobre la estación militar.

Taiwanese soldiers throw rocks at Chinese drone over Kinmen

Los soldados taiwaneses se percataron de la existencia del aparato, que les estaba sacando fotos, y tras observarlo con extrañeza decidieron pasar a la acción. En uno de los vídeos difundidos se ve a los dos soldados lanzando piedras contra el avión. En otro vídeo se les ve con un rifle y al otro con una cámara fotográfica.

Las autoridades de Defensa taiwanesas reconocieron después que oficiales fuera de servicio y los soldados que se encontraban en los terrenos fuera de la estación de monitoreo “arrojaron piedras espontáneamente y acosaron al dron, que de inmediato se fue volando”. También han dicho que la pequeña aeronave no recopiló inteligencia potencialmente sensible ya que el lugar no es una “importante base militar.

陸無人機闖入大膽島 我官兵「丟石頭」反擊|TVBS新聞

Al estar el dron en alta mar, las Fuerzas Aéreas de Taiwán solo emitieron una advertencia por radio, mientras los dos soldados taiwaneses tomaban fotos de la aeronave. No hizo falta por tanto recurrir al lanzamiento de bengalas, dijo un portavoz del Comando de Defensa de Kinmen.

Taiwán se ha quejado en repetidas ocasiones de incursiones de aviones no tripulados enviados por China a su territorio. En los últimos meses, además de drones, Pekín ha autorizado el despliegue de aviones de combate e incluso del bombardero H-6 en misiones que Taipei asegura tienen el objetivo de hostigar a las autoridades taiwanesas. China quiere integrar a Taiwán dentro de su sistema política, pero la isla, gobernada de forma autónoma desde que alcanzara su independencia, se niega a caer bajo el régimen comunista.

La respuesta de Taipei

El incidente provocado por la difusión del vídeo en redes sociales ha llevado al Ministerio de Defensa a anunciar que Taiwán comenzará el próximo año a desplegar sistemas de defensa de drones en sus islas costeras, que primero se colocarán en las islas más pequeñas.

En las redes sociales de Taiwán ha surgido un acalorado debate en el que algunos ciudadanos han descrito el incidente como una “humillación” para las fuerzas armadas de la isla y han reclamado al Ministerio de Defensa intensificar sus contramedidas a las cada vez más frecuentes incursiones de drones.

El Comando de Defensa de Kinmen dijo que las imágenes son otro ejemplo de la “guerra cognitiva” de China contra Taiwán y un intento de “denigrar” a sus fuerzas armadas. Legisladores taiwaneses han ido más allá y han criticado al Ministerio de Defensa por no responder a la presencia de drones chinos. “Esto fue negligencia del deber”, dijo Wang Ting-yu, un diputado del gobernante Partido Progresista Democrático de Taiwán.

Según explica Reuters, en su punto más cercano, el territorio controlado por China está a solo unos cientos de metros de Kinmen, controladas por Taiwán junto con las islas Matsu desde que el derrotado gobierno de la República de China huyó a Taipei después de perder una guerra civil con los comunistas de Mao Zedong en 1949.

Récord en el gasto militar de Taiwán

En este contexto de tensión, Taiwán ha propuesto este jueves 19.000 millones de dólares en gastos de defensa para el próximo año, un aumento de dos dígitos con respecto a 2022 que incluye fondos para nuevos aviones de combate, semanas después de que China organizara maniobras a gran escala cerca de la isla.

El presupuesto general de defensa propuesto por el gabinete de la presidenta Tsai Ing-wen establece un aumento interanual del 13,9 % hasta un récord de 19.410 millones de dólares.