Internacional

¿Por qué India participa en las maniobras militares de Rusia y China?

Para el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, la asociación estratégica con el país asiático es una prioridad para Moscú

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, y el primer ministro indio, Narendra Modi, en una imagen de archivo en Nueva Delhi.
El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, y el primer ministro indio, Narendra Modi, en una imagen de archivo en Nueva Delhi.

Rusia aseguró hoy que los ejercicios Vostok-2022 (Oriente-2022), en los que participarán más de 50.000 militares (incluidos 140 aviones, 60 buques de guerra, barcos y embarcaciones de apoyo) entre el 1 y 7 de septiembre, no van dirigidos contra ningún país ni ninguna alianza militar como la OTAN.

Las maniobras tendrán lugar en siete campos de entrenamiento en el Distrito Militar Oriental de Rusia, así como en zonas marítimas y costeras. En ellas participarán contingentes y observadores de más de diez países, entre ellos India.

¿Qué significa la participación del país asiático en las maniobras militares de Moscú y Pekín? Hace unos meses, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, afirmó que la asociación estratégica de su país con India es una prioridad para Rusia.

“Estamos desarrollando constantemente una asociación estratégica y cooperación con la India, que es una de las principales prioridades en la política exterior de Rusia”, explicó Lavrov durante una reunión celebrada en Nueva Delhi con su homólogo indio Subrahmanyam Jaishankar.

El Canciller ruso destacó que las relaciones entre los dos países en el escenario mundial se basan en el principio de igualdad y confianza mutua, y señaló que el respeto mutuo y la búsqueda de un equilibrio de intereses sin duda determinarán estas relaciones en el futuro.

La amistad es la palabra que puede describir la historia de la relación entre los dos países, que se ha mantenido estable durante muchos años difíciles”, expresó.

Lavrov hizo hincapié en que India fue uno de los fundadores del Movimiento de Países No Alineados y todavía se encuentra entre los líderes de dicha agrupación de Estados conformada durante la Guerra Fría, el conflicto geopolítico e ideológico mundial de la segunda mitad del siglo XX que se manifestó con el enfrentamiento indirecto entre la Unión Soviética y los Estados Unidos.

“Este liderazgo se manifiesta en las iniciativas de política exterior que India avanza en el ámbito internacional. Me refiero al concepto de multipolaridad, lo que significa que el mundo no puede seguir desarrollándose bajo los patrones occidentales, como se ha estado desarrollando durante casi medio milenio”, dijo.

Según el máximo diplomático ruso, India, Rusia y varios países No Alineados son ahora centros de crecimiento económico e influencia política, que se convertirán en los pilares del nuevo orden mundial. “Cuantos más pilares confiables, grandes y responsables tengamos, más estable será el orden mundial. Queremos que este orden mundial sea democrático y justo, como se prevé en el principio de igualdad soberana de los estados de la Carta de las Naciones Unidas. Se ha estado obstaculizando la implementación de este principio, tratando de frenar el proceso histórico objetivo y preservar su dominio en los asuntos internacionales”, añadió Lavrov.

¿Cómo ve India la guerra de Ucrania?

La posición oficial de India es que apoya las conversaciones entre Rusia y Ucrania, mientras que se ha negado a unirse a las sanciones dirigidas por Occidente contra Moscú. Recientemente, India expresó su descontento con la situación que se vive en Ucrania sin recurrir a insultos.

El jefe de la diplomacia ucraniana, Dmytro Kuleba, dijo el pasado 17 de agosto que cuando India compra petróleo crudo ruso (con descuento), “deben entender que el descuento debe ser pagado por sangre ucraniana. Cada barril de crudo ruso que obtiene India tiene una buena porción de sangre ucraniana”. Asimismo, agregó que Ucrania esperaba “más apoyo práctico” de India.

Mientras tanto, la guerra en Ucrania parece haber entrado en un peligroso punto muerto después de que el 24 de agosto marcase seis meses desde el comienzo de la invasión rusa.

El periódico “The Hindu” argumentó en uno de sus editoriales que el conflicto está perjudicando, ya sea militar o económicamente, a todas las partes (Ucrania, Rusia y Occidente) y que el camino a seguir es un alto el fuego seguido de conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania, algo inspirado en las conversaciones mediadas por la ONU y Turquía que vieron un gran avance en el envío de granos ucranianos a través del Mar Negro bloqueado.