Internacional

Defensa

Taiwán despliega sus defensas antimisiles ante el avance de los buques y aviones chinos

La escalada de tensión entre ambos países continúa. China intenta atemorizar de nuevo a la población de la isla y vuelve a elevar la tensión bélica en la zona

Taiwán ha activado sus defensas antimisiles ante las incursiones en el Estrecho de varios buques y aviones chinos
Taiwán ha activado sus defensas antimisiles ante las incursiones en el Estrecho de varios buques y aviones chinosLa Razónfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@5b2ae4a8

La tensión bélica entre Chin y Taiwán está en su punto más álgido. Tal y como comentaba a LA RAZÓN hace unos días el embajador taiwanés en España, José María Liu, “el riesgo de guerra sí existe” y confía en que el apoyo de EEUU seguirá siendo “sólido”. Por ello, cada movimiento militar de las fuerzas de Xi Jinping son observadas con cautela y detenimiento. Uno de esas maniobras se ha producido en las últimas horas, cuando varios aviones y buques de guerra chinos han entrado en el Estrecho de Taiwán, cruzando la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán, anunció su gobierno el miércoles por la mañana. “Se detectaron 16 aviones del EPL y 3 buques del PLAN alrededor de Taiwán a las 6 a.m.”, indicaron fuentes gubernamentales que respondieron enviando a la zona varios buques de guerra.

El Ejército Popular de Liberación (EPL) es la designación oficial que China da a sus fuerzas militares, incluidas las fuerzas navales (PLAN) controladas por el Partido Comunista Chino (PCCh).

Según informa Fox News, la escalada de tensión continúa imparable porque la respuesta de las Fuerzas Armadas de la República de China ha sido monitorear la situación y “ han respondido a estas actividades con aviones en CAP, buques de guerra y sistemas de misiles terrestres”.

El Ministerio de Defensa de Taipei también proporcionó más detalles de las incursiones: “5 de las aeronaves detectadas (J-10*2, Y-8 EW, BZK-005 UAV RECCE y Y-8 ASW) cruzaron la línea media del Estrecho de Taiwán y entraron en SW ADIZ de Taiwán, rutas de vuelo como se ilustra”. escribió el gobierno con una foto de las rutas de vuelo del 15 de noviembre.

El pasado lunes el presidente norteamericano Joe Biden compareció ante los pedios de comunicación tras reunirse con el líder chino Xi Jinping y explicó que “no creía que hubiera ningún intento inminente de invadir Taiwán por parte de China”. De hecho, indicó que mientras siga habiendo comunicación fluida con los líderes mundiales no habrá una nueva guerra fría. “Me he reunido muchas veces con Xi Jinping y fuimos sinceros y claros en todos los ámbitos. Y no creo que haya ningún intento inminente por parte de China de invadir Taiwán”. En esa conversación Biden dejó claro que “nuestra política sobre Taiwán no ha cambiado en absoluto. Es exactamente la misma posición que hemos tenido hasta ahora”.

A pesar de las declaraciones del presidente norteamericano, el gobierno de Taiwán se mantiene alerta ante los posibles avances chinos. A principios de este mes, Taiwán se vio obligado a activar aviones y su sistema de defensa militar después de que detectaran que había 11 aviones chinos cerca de su isla. El avistamiento del 5 de noviembre se produjo pocos días después de que altos oficiales del EPL dijeran que su ejército estaba “en espera a tiempo completo” para una posible guerra en el Estrecho.

Los funcionarios estadounidenses y sus socios internacionales han advertido al gobierno chino contra la escalada militar y algunos han prometido intervenir en caso de que China invada. En octubre, Jinping dijo que continuaría “mejorando por completo el entrenamiento y la preparación para la guerra”.

“Debemos estar completamente preparados para responder a la interferencia externa y los incidentes importantes relacionados con la independencia de Taiwán a través de medios no pacíficos y otras medidas necesarias, mantener siempre un alto estado de preparación y estar listos para la guerra en todo momento”, dijo el general de división Liu Yantong, agregó en ese momento el jefe de la oficina de investigación de la Comisión Militar Central.

Y es que está claro que el riesgo de intento de invasión por parte de China existe. El embajador taiwanés en España cree que el régimen comunista “está tratando de convertir esta situación en habitual y establecer con ello una nueva normalidad que supone un cambio unilateral del statu quo en el Estrecho de Taiwán y desafiar el orden internacional.

Para Liu, el envío rutinario de cazas y buques de guerra forma parte de una estrategia de intimidación sobre la población taiwanes. Esto está provocando que aumente la preocupación del pueblo de Taiwán y está creando un sentimiento cada vez más generalizado de rechazo hacia las acciones de China. Por ejemplo, una reciente encuesta realizada por nuestro Gobierno el pasado 18 de agosto señala que cerca del 90 por ciento de los taiwaneses muestran su oposición a las maniobras militares de China en torno a Taiwán. Esta misma encuesta revela que el 84,7 por ciento de los encuestados considera que el futuro de Taiwán y el desarrollo de las relaciones entre ambos lados del Estrecho de Taiwán ha de ser decidido por los 23,5 millones de taiwaneses. Asimismo, alrededor del 80 por ciento rechaza la afirmación que hace Pekín de que Taiwán es parte de China, y aboga por que la realidad objetiva en el Estrecho de Taiwán es que la República de China (Taiwán) y la República Popular de China no deben subordinarse entre sí”.

Taiwán se identifica como una nación soberana con valores democráticos, lo que la distingue de la China continental, gobernada por comunistas, y ha permitido a Taiwán atraer a inversores internacionales. Sin embargo, la mayoría de estos socios, incluido EE UU, reconocieron oficialmente a Taiwán como territorio de China.