MENÚ
martes 17 septiembre 2019
19:16
Actualizado

Baltimore, ¿presagio para el futuro de Ferguson?

Profesor asociado del departamento de Gobierno de la Universidad Americana.

Tiempo de lectura 2 min.

03 de mayo de 2015. 18:58h

Comentada
Profesor asociado del departamento de Gobierno de la Universidad Americana. 3/5/2015

Lo sucedido en Baltimore, Maryland podría ser un presagio sobre el futuro de Ferguson, Missouri. Qué quiero decir con esto que los dos municipios se parecen en que ambas son ciudades donde la inmensa mayoría de los residentes son negros. Sin embargo, existe una diferencia clave y es que en Ferguson, la comunidad negrano ha alcanzado el mismo nivel de incorporación a la vida política ques sí ha alcanzado en Baltimore. En el momento del incidente en Ferguson el pasado verano, la ciudad tenía un alcalde blanco, un consejo ciudadano donde todos sus integrantes son blancos y una fuerza policial blanca. Se da esta circunstancia a pesar de que dos tercios de los residentes son negros. Baltimore ha tenido un alcalde Negro durante los últimos ocho años y ocho de los catorce miembros de su consejo de la ciudad son negro (lo que hace que aún así los negros estén subrepresentadas teniendo en cuenta que la ciudad es 63,7 por ciento “negra”). Aunque Baltimore y Ferguson difieren en el nivel de incorporación de las mayorías negras en las respectivas ciudades, las víctimas en ambos incidentes eran varones afroamericanos. Tener una mayoría negra en el consejo, un alcalde y un jefe de policía negro no ha cambiado fundamentalmente la naturaleza de la relación entre la comunidad de negros de Baltimore con la fuerza policial de la ciudad (que sigue siendo predominantemente blanco). Ha habido numerosos informes de los hombres negros que son acosados y agredidos físicamente por la policía local. Así es como Baltimore y Ferguson se parecen entre sí. Aunque la identificación racial de algunos de los funcionarios públicos y los agentes de policía pueda separar Baltimore de Ferguson, la similitud escalofriante es que la gran mayoría de las presuntas víctimas siguen siendo hombres negros. En Ferguson, sin duda, habrá un aumento en el número de funcionarios y policías negros, pero no hay garantía de que esto ponga fin a la relación a menudo volátil entre el departamento de policía y la comunidad afroamericana. Lo que ha sucedido en Baltimore demuestra que la reducción de la brecha entre la policía y los negros llevará mucho más que el cambio de la composición racial de los funcionarios públicos de una ciudad.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs