Bélgica registrará móviles y ordenadores de refugiados para verificar su identidad

El secretario de Estado asegura que «entre el 60 y el 70 por ciento de los demandantes de asilo mienten sobre alguno de los elementos de su identidad»

Serán agentes de la   Policía en la oficina de extranjería los encargados de realizar el   control de los dispositivos
Serán agentes de la Policía en la oficina de extranjería los encargados de realizar el control de los dispositivos

El secretario de Estado belga asegura que «entre el 60 y el 70 por ciento de los demandantes de asilo mienten sobre alguno de los elementos de su identidad».

El secretario de Estado belga responsable de Inmigración, Theo Francken, ha anunciado que prepara un proyecto de ley para obligar a los inmigrantes que soliciten asilo en Bélgica a entregar sus teléfonos móviles, ordenadores y otros dispositivos electrónicos, con el objetivo de verificar la veracidad de la identidad y situación que notifiquen a las autoridades.

"Entre el 60 y el 70 por ciento de los demandantes de asilo mienten sobre alguno de los elementos de su identidad, ya sea sobre su nombre, su edad, la ruta que han recorrido o su país de origen", ha asegurado Francken, en declaraciones a la prensa durante una visita a Dinamarca.

El secretario de Estado ha explicado que serán agentes de la Policía en la oficina de extranjería los encargados de realizar el control de los dispositivos, a partir del cual tendrían acceso a mensajes, fotografías e incluso a las redes sociales del inmigrante que acuda a solicitar protección internacional.

Actualmente, el solicitante de protección puede negarse a entregar su teléfono móvil o su ordenador a las autoridades, pero Francken ha indicado que la normativa de la Unión Europea permite a los Estados miembros introducir este control reforzado.

Las normas comunitarias establecen que los Estados miembros pueden imponer a los demandantes la "obligación de cooperar" con las autoridades competentes para establecer su identidad y otros datos relevantes.

Así, el demandante deberá entregar para verificación la documentación que lleve consigo, como el pasaporte, y las autoridades podrán "registrar"al individuo y los "artículos en su posesión", pero deberán hacerlo en "pleno respeto a los principios de la dignidad humana y de la integridad física y psicológica". Ep