MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
09:10
Actualizado
  • 1

Benoît Hamon, el abanderado de la renta básica universal

Encarna la izquierda más próxima a los jóvenes concienciados de los grandes núcleos urbanos, los considerados por el acrónimo francés "bobo"

  • El miembro del Partido Socialista francés Benoit Hamon durante un evento de campaña
    El miembro del Partido Socialista francés Benoit Hamon durante un evento de campaña
París.

Tiempo de lectura 4 min.

21 de enero de 2017. 12:19h

Comentada
París. 21/1/2017

Benoît Hamon, exministro francés descontento con la deriva liberal de los socialistas, parte en las primarias del partido como el candidato más innovador de la izquierda gala por propuestas como la de la renta básica universal.

Hamon, de 49 años, encarna la izquierda más próxima a los jóvenes concienciados de los grandes núcleos urbanos, los considerados por el acrónimo francés "bobo" (Burgueses-Bohemios), con un ideario en favor de la ecología, de la legalización del cannabis y de una política penitenciaria con penas más cortas.

Nacido en la pequeña localidad bretona de Saint-Renan (en el noroeste de Francia), este candidato forjado en las luchas estudiantiles ha ganado notoriedad por haber puesto a discutir a los otros seis aspirantes acerca de la renta universal, que contempla una asignación que mensual de 750 euros para todos los franceses.

A pesar de las críticas de sus principales adversarios, Manuel Valls y Arnaud Montebourg, Hamon ha mantenido la medida, aunque de forma gradual, y se ha llevado al bolsillo a muchos jóvenes en un momento de impopularidad entre los socialistas, engullidos por el ascenso del social-liberal Emmanuel Macron y de la ultraderechista Marine Le Pen.

Según los sondeos, sus posibilidades de ser el candidato socialista a las presidenciales de abril y mayo de 2017 han aumentado.

En el primer turno de este domingo, debe pelear codo a codo contra el exministro de Economía Montebourg para clasificarse pasa la segunda vuelta del 29 de enero, en la que se mediría probablemente a Valls.

Hijo de una secretaria y de un ingeniero que trabajó en unos astilleros militares, Hamon se crió entre la portuaria Brest y Dakar, donde vivió de los 9 a los 13 años debido al traslado de sus padres a la capital de Senegal.

Regresó a Francia, donde empezó a militar desde los 19 años en el Partido Socialista (PS), y se licenció en historia por la Universidad de Bretaña.

A comienzos de la década de los años 90, su carrera política se consolidó al convertirse en el primer presidente de las juventudes socialistas.

Entre 1995 y 2000 pasa a ser asesor del entonces líder del PS, Lionel Jospin, y posteriormente de Martine Aubry cuando fue ministra de Empleo e ideó la semana laboral de las 35 horas.

Entre 2004 y 2009 ocupa una acta en el Parlamento Europeo y más tarde se convierte en portavoz del Partido Socialista (2008-2012), hasta que en 2012 es escogido diputado en la Asamblea Nacional.

En el primer Gobierno del socialista François Hollande, Hamon ocupa el cargo de responsable de Consumo (2012-2014) y, después, se convierte en el titular de Educación, puesto que ocupa apenas cuatro meses.

Dimite descontento de la "política de austeridad" del Ejecutivo, entonces liderado por su hoy rival Manuel Valls.

Pareja de hecho de una alta ejecutiva de origen danés, la políglota Gabrielle Guallar, con la que ha tenido dos hijos, Hamon admira al legendario boxeador Mohamed Ali, cuyo lema "lo imposible es temporal" hace suyo, y aprecia la música jazz de artistas como Ella Fitzgerald o Miles Davis.

"Lo que propongo es un proyecto a largo plazo, el de una izquierda moderna", alegó el candidato, quien viene en una tendencia ascendente plasmada en el último debate del jueves.

Este domingo, cuando se esperan en las urnas a al menos 2 millones de simpatizantes socialistas, Hamon tendrá una primera oportunidad de responder a quienes le tildan de utópico clasificándose para el segundo turno.

Antonio Torres del Cerro/Efe

Últimas noticias