MENÚ
martes 15 octubre 2019
04:11
Actualizado

Borrell se alinea con Zapatero e insta al diálogo con Venezuela

  • Borrell se alinea con Zapatero e insta al diálogo con Venezuela

Tiempo de lectura 4 min.

15 de octubre de 2018. 00:18h

Comentada
Aurora G. Mateache,  Madrid.  15/10/2018

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en el almuerzo que mantendrá hoy con la alta representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, le transmitirá el viraje en el tono de las relaciones bilaterales con Venezuela por las que abogará el Gobierno de Pedro Sánchez: instar al diálogo en lugar de imponer sanciones. Una intención que Borrell ya había manifestado públicamente al poco tiempo de ocupar el cargo. «Hay que encontrar soluciones para un país que vive una gravísima crisis humanitaria», aseguró, y que a día de hoy se materializa con la muerte sin aclarar del concejal opositor Fernando Albán. Por este motivo, Borrell convocó a consultas al embajador de Venezuela en Madrid con el objetivo de exigir la apertura de una investigación que esclarezca los hechos. El miembro de Primero Justicia falleció custodiado por las Fuerzas de Seguridad chavistas cuando estaba recluido en el décimo piso del Helicoide, a cargo del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), tras ser detenido por formar parte, supuestamente, del comando que atentó contra el presidente Maduro el pasado verano.

El titular de Exteriores pidió además al presidente de la República bolivariana que «adopte las medidas necesarias para permitir el retorno a la institucionalidad democrática», «en el pleno respeto a los derechos humanos y al ordenamiento legal venezolano». Según informan fuentes diplomáticas, el Gobierno mantendrá la misma exigencia en la reunión que tendrá lugar hoy. Mogherini no es contraria a la política del titular de Exteriores español, ya que en las ocasiones en que ha manifestado públicamente su preocupación por la situación en Venezuela y las relaciones con Europa ha considerado que «la única salida es una solución política negociada». Por este motivo la UE ha expandido el alcance de las sanciones al círculo cercano de Maduro, sin actuar directamente contra la figura del presidente, ya que eso supondría cerrar las pretendidas vías de diálogo con Caracas.

La apuesta de Borrell implica romper con la política exterior llevada a cabo por Mariano Rajoy, impulsor de las sanciones que llevaron a prohibir la entrada en la Unión Europea a once funcionarios del régimen chavista y a congelar los activos que dispusieran en territorio comunitario. Borrell se alinea así con la política llevada a cabo por el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, quien lleva meses tratando de mediar ante Maduro para «desatascar el diálogo» e instando a la Organización de Estados Americanos a darle «una oportunidad», lo que le ha granjeado un aluvión de críticas.

Pese a que países como Italia, Francia o Portugal hayan apoyado la petición de Borrell, fuentes diplomáticas afirman que la eliminación de las barreras al régimen de Maduro no será ni mucho menos en un futuro próximo, si no que dependerá de la posición de los demás países a favor de mantener la política restrictiva con Venezuela. Además, será un largo proceso de negociaciones entre los socios que se muestran partidarios de bajar el tono con el país bolivariano, ya que pese a que hoy los titulares de Exteriores de los Veintiocho pondrán sobre la mesa sus propuestas, habrá que alcanzar el consenso entre sus diferentes intereses internacionales.

Últimas noticias