Chávez: «Lamento no poder asistir a esta cita porque estoy batallando por mi salud»

Nicolás Maduro leyó hoy ante los presidentes latinoamericanos reunidos en la Cumbre de la Celac una carta del presidente Hugo Chávez, en la que elogió el proceso de integración regional.

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, leyó hoy ante los presidentes latinoamericanos reunidos en la Cumbre de la Celac una carta del presidente Hugo Chávez, en la que elogió el proceso de integración regional.

"Lamento no poder asistir a esta cita porque desde diciembre del año pasado estoy batallando por mi salud en la Cuba revolucionaria", fueron las primeras palabras de la misiva enviada por Chávez a sus colegas latinoamericanos y caribeños reunidos desde ayer en Chile en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En una carta llena de referencias a líderes históricos latinoamericanos, y en especial a Simón Bolívar, Chávez indicó: "Estas líneas son la forma de hacerme presente (en la Cumbre), de reafirmar el compromiso vivo de Venezuela con la causa histórica de la unión".

"Gracias a Celac ya nos vamos pareciendo a todo lo que una vez fuimos, y que quisimos ser pero nos fue arrebatado; nos vamos pareciendo a la Pachamama, a la madre de las repúblicas, al espíritu de la unidad", leyó Maduro.

En su misiva, firmada con tinta roja, Chávez reiteró las palabras que dijo en diciembre de 2011, cuando nació la Celac: "Tengo toda la convicción de que o hacemos una patria grande o no habrá patria para nadie en estas tierras".

"América Latina es subdesarrollada porque está dividida, el subdesarrollo es hijo de la división", dijo Maduro al leer la misiva de Chávez, quien minutos antes recibió un homenaje de las otras 32 delegaciones asistentes a la reunión de Santiago, de la que está ausente Paraguay.

Dudas sobre la firma

Tanto desde la oposición como a través de numerosos foros se cuestiona por qué Hugo Chávez es capaz de redactar o dictar una carta sin que haya constancia, ni en vídeo ni en fotografía, ni siquiera en audio, del líder venezolano. Y si Chávez apenas puede respirar, como defiende el oficialismo, y está «batallando por su vida», cómo es posible que ande gobernando un país postrado a golpe de rubricas «rojas». «Desde luego para un enfermo en recuperación este ritmo de trabajo no es muy recomendable», comentan a LA RAZÓN los servicios médicos de emergencias del Espacio Riesco, donde se celebra la Cumbre.