Actualidad

El jeque Abu Ibrahim al Hashimi, nuevo líder del Estado Islámico

El nuevo portavoz de Daesh, Abu Hamza al Qurashi, habría confirmado la muerte de Abu Bakr al Bagdadi y de su yerno y anterior portavoz Abu al Hasan al Muhajir

El Consejo de la Shura del grupo yihadista ha nombrado al jeque Mujahid Abu Ibrahim al Hashimi al Qurashi como sustituyo del fallecido Bagdadi

Publicidad

El Consejo de la Shura de Daesh ha nombrado al Jeque Mujahid Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurashi nuevo de la organización terrorista, según una notificación de la banda, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN. El nuevo portavoz es Abu Hamza, que es el que dado la noticia. “Que Alá les proteja”, piden.

El “talentoso” perro que acorraló a Al Bagdadi y le llevó a la muerte

Publicidad

El Pentágono publica vídeos del ataque contra Bagdadi

Publicidad

“La sabiduría de Dios Todopoderoso señala que la muerte es un asunto de todos, no importa cuán cerca esté de Dios Todopoderoso”, subrayan al confirmar la muerte del anterior “califa Abu Bakr al Bagdadi; y de su yerno y portavoz AbiuAl Hassan Al Muhajir.

El “califa” fue abatido por un comando de la Delta Force y el segundo, en una operación conjunta de tropas USA y del FSD kurdo, con la utilización de elementos aéreos.

Un espía robó los calzoncillos a Bagdadi para confirmar su ADN

El nombramiento de los sucesores ha sido relativamente rápido por lo que todo hace pensar que el referido “consejo de la Shura” debía tener articulado algún sistema de sucesión, lo que, dados los problemas de seguridad interna que sufre Daesh, es relativamente lógico. En las actuales circunstancias, es impensable que la banda terrorista pueda reunir a todos sus dirigentes.
Además, a diferencia de Al Qaeda, el Estado Islámico no es una organización jerarquizada. Sin embargo, debían tener previsto un mecanismo de nombramiento rápido para no dar la sensación de vacío de poder.

Expertos antiterroristas consultados por LA RAZÓN dan por hecho que los nombres del nuevo jefe de Daesh Abu Ibrahim al Hashimi al Qurashi, como el del portavoz, fue nombrado como Al Mujair (el extranjero) Abu Hamza al Qurayshi, ocultan la verdadera identidad con el fin de dificultar su identificación por los servicios de información internacionales.

Publicidad

Lo que se constata es que ambos siguen en la estela de Baghdadi a la hora de añadir a sus alias referencias a una posible descendencia del profeta Mahoma, a través de la tribu de los quarichitas, con el fin de blasonar un gran pedigrí musulmán. Es decir, más de lo mismo.

Abu Hamza ha emitido esta tarde un mensaje de ocho minutos en el que ordena a los moujahidines (combatientes) que sigan las directrices de Bagdadi en el sentido de hacer todos los esfuerzos para liberar a los combatientes capturados, y a sus mujeres e hijos; y a tratar de reclutar más seguidores para Daesh. Asimismo, amenaza a los Estados Unidos y asegura que continuarán con los atentados en todo el mundo.

Es habitual que los miembros del Estado Islámico utilicen alias, incluso de algunos combatientes muertos en combate para realzar su “compromiso” con la causa terrorista. Pomposamente, Daesh ha anunciado la emisión del mensaje del “Sheik al Muhajir Abu Hamza al Qurashi (que Allah lo conserve), titulado: quien cumpla lo que Alá le ha prometido, obtendrá una gran recompensa).

“Esta es una declaración a las personas -dicen en otro mensaje- una dirección y exhortación para los justos (...) la obediencia al mandato de Dios, bendecido y exaltado, al unificar las filas, y la obediencia al Mensajero de Alá (Mahoma), la paz sea con él, sirve para apoyar a los musulmanes y renunciar a la división, la diferencia y el conflicto”.

Sobre el nuevo jefe de la banda, destacan su “lealtad del fiel y del califa musulmán (Sheikh Mujahid Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurashi) -que Dios lo proteja - al escuchar y obedecer, su astucia en las dificultades, que deja en nosotros un impacto que hace que no discutamos (su nombramiento), porque seríamos blasfemos en nuestra prueba de Dios”. En una palabra, obediencia ciega, como siempre ha ocurrido en el Estado Islámico. “Le pedimos a Alá que acepte a los jeques de Abu Bakr y Abu al Hasan en el paraíso y le agradecemos que haya nombrado sucesor”, añaden.

“Sheikh Abu Bakr al Bagdadi y el ministro (sic) Abu al Hassan al Muhajir, que Alá tenga piedad de ellos, fueron asesinados en la riqueza del mandato del Levante (Irak y Siria). Bagdadi estaba luchando por el bien de Alá; Dios está vivo, no muere y es muy fuerte; el Estado Islámico permanece y la pérdida de líderes no es demasiado importante sino una operación de martirio”.
Y tratan de convertir la derrota en una victoria: “morir en nuestros cálculos es una victoria. Estáis luchando contra personas invictas que ganan o mueren. Y ustedes, los cruzados, sois perdedores en ambos casos”.