MENÚ
domingo 20 octubre 2019
00:57
Actualizado

La Fiscalía pone en libertad a la cúpula directiva del Colegio de Periodistas de Egipto

Están acusados de dar cobijo en la sede del Colegio a dos periodistas en busca y captura y de difundir informaciones falsas

  • Periodistas protestan frente al sindicato de periodistas para pedir la liberación de su colega fotógrafo Ahmed Ramadan el pasado año.
    Periodistas protestan frente al sindicato de periodistas para pedir la liberación de su colega fotógrafo Ahmed Ramadan el pasado año.
El Cairo.

Tiempo de lectura 4 min.

30 de mayo de 2016. 23:08h

Comentada
El Cairo. 30/5/2016

La Fiscalía General egipcia ha decidido poner en libertad al presidente del Colegio de Periodistas de Egipto, Yehia Qalash, su vicepresidente, Jaled al Balshi, y su secretario general, Gamal Abdelrahim, acusados de haber dado refugio a dos miembros de ese organismo buscados por la justicia.

El presidente, el vicepresidente y el secretario general del Colegio de Periodistas de Egipto fueron hoy detenidos en El Cairo, en un nueva escalada del conflicto abierto entre las autoridades y los reporteros del país norteafricano.

El máximo dirigente del órgano colegiado, Yehia Qalash, y los miembros del Consejo administrativo Jaled al Balshi y Gamal Abdelrahim comparecieron durante 14 horas ante la Fiscalía, acusados de dar cobijo en la sede del Colegio a dos periodistas en busca y captura y de difundir informaciones falsas.

Tras los interrogatorios, el fiscal decidió imponer a cada uno una fianza de 10.000 libras egipcias (en torno a los 1.000 euros) para ponerlos en libertad, pero los tres se han negado a pagarla.

"La negativa del presidente del Colegio y de los miembros del consejo de pagar la fianza pone al Estado en un aprieto, porque si (el fiscal) cambia su decisión indicaría que estamos ante una cuestión política, y si decide que se mantenga su detención, nos encontraríamos ante un gran escándalo", dijo a Efe el abogado y activista Gamal Eid.

Para Eid, director de ONG Red Árabe para la Información de Derechos Humanos, el Ministerio de Interior egipcio "está utilizando" a la Fiscalía para "vengarse del Colegio de Periodistas".

Unas acusaciones rechazadas por las autoridades, que defienden la actuación de las fuerzas de seguridad y que desde un primer momento acusaron a Qalash de encubrir a los dos reporteros, Amr Mansur Badri y Mahmud al Saqa, acusados de manifestarse ilegalmente e intentar desestabilizar el país.

Las relaciones entre el Ministerio de Interior y el órgano colegiado de los reporteros se llevaban deteriorando varios meses por los cada vez más frecuentes atropellos contra la prensa y los periodistas.

Pero no fue hasta el pasado 1 de mayo cuando la crisis se desbordó después de que las fuerzas de seguridad egipcias irrumpieran en la sede del Colegio para detener a Badri y a Al Saqa.

La asociación profesional denunció la actuación policial ante la Fiscalía por considerar que la entrada de agentes en su sede violaba las normas del Colegio de Periodistas, que prohíben cualquier registro del sindicato sin la presencia de un representante de la Fiscalía y del presidente del Colegio o un representante suyo.

Asimismo, los periodistas colegiados exigieron, sin éxito, al ministro de Interior, Magdy Abdelgafar, y al presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, que presentaran disculpas.

Según Eid, la Fiscalía tiene que decidir ahora si libera a los colegiados o si ordena su prisión preventiva por varios días.

Eid no cree que esta crisis abierta tenga una fácil solución: "En un país democrático, cuando un responsable se equivoca, incluso si es el presidente, pide perdón, pero en los países tiránicos se vengan de la víctima y no se piden disculpas", dijo.

Qalash insistió en declaraciones a Efe que él y sus dos compañeros no pagarán la fianza y que esperaban comparecer ante la Fiscalía General.

Asimismo, señaló que solicitaron ser llevados ante un juez de investigación para ser interrogados, pero hasta el momento su demanda no ha sido atendida.

Por su parte, el asesor jurídico del Colegio de Periodistas, Sayed Abu Zeid, defendió el hecho de que el organismo albergara en su sede de El Cairo a los dos periodistas.

Según la agencia de noticias oficial MENA, Abu Zeid dijo durante los interrogatorios de Qalash, Al Balshi y Abdelrahim que el papel del Colegio es defender a sus miembros y que sus sedes nunca han acogido a personas que están fuera de la ley.

Amnistía Internacional (AI) denunció hoy los arrestos y los calificó de "el ataque más descarado a los medios de comunicación que ha vivido el país en décadas".

"La detención de las figuras clave del Sindicato de Prensa muestra una peligrosa escalada de las restricciones draconianas de las autoridades egipcias contra la libertad de expresión", afirmó en una nota la subdirectora interina de AI para Oriente Medio y el Norte de África, Magdalena Mughrabi.

Según el informe de Reporteros Sin Fronteras de diciembre de 2015, Egipto es el segundo país del mundo, detrás de China, con más periodistas en la cárcel, en esa fecha 22.

Jorge Fuentelsaz/Efe

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs