Detienen en Sevilla a un militar de la comitiva de Bolsonaro con 39 kilos de cocaína en la maleta

El presidente brasileño ha informado de que ha ordenado al Ministerio de Defensa del país carioca la "inmediata colaboración"con las autoridades españolas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (d), con el director general del Liberty Media, grupo que dirige la Fórmula Uno, Chase Carey (i), antes de iniciar su viaje a Japón
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (d), con el director general del Liberty Media, grupo que dirige la Fórmula Uno, Chase Carey (i), antes de iniciar su viaje a Japón

La Guardia Civil ha detenido en el aeropuerto de Sevilla a un militar brasileño que formaba parte de una expedición de avanzadilla previa al viaje programado a Japón por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

La Guardia Civil ha detenido a un militar brasileño que iba en el avión de reserva que acompaña al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a la Cumbre del G20 en Japón, al detectar en el aeropuerto de Sevilla una maleta con 39 kilos de cocaína que supuestamente le pertenece.

Fuentes de la investigación han informado a Efe de que el militar, de 39 años, fue interceptado en la tarde de este martes en un control policial durante la escala que realizaba en el aeropuerto sevillano y se encontró la droga en su maleta. El detenido viajaba en un avión “avanzadilla” que acompaña como “reserva” al de Bolsonaro a la cumbre del G20, que desde este miércoles se celebra en Osaka (Japón). Se trata de un vuelo que había hecho el trayecto Brasilia-Lisboa y que tenía prevista una escala en Sevilla.

El digital brasileño “Estado de Sao Paulo” informa de que se trata de un sargento del Ejército del Aire que viajaba como oficial al mando en el vuelo, concretamente en el Embraer 190, del Grupo de Transportes Especiales de la Fuerza Aérea, mientras que Bolsonaro viaja en un Airbus 319.

Todos los pasajeros del vuelo pasaron el control de equipaje como si se tratase de un vuelo convencional, y en la maleta del detenido fueron encontrados 37 paquetes que contenían 39 kilos de cocaína.

A través de sus redes sociales oficiales, el presidente de Brasil ha señalado que ha sido informado “por el ministro de Defensa -Fernando Azevedo e Silva- de la detención, en Sevilla, de un militar portando estupefacientes”.

Añade que ha pedido a Defensa “la inmediata colaboración con la Policía española en la pronta clarificación de los hechos, cooperando en todas las etapas de la investigación”.

Bolsonaro defiende que “las Fuerzas Armadas tienen en su contingente alrededor de 300.000 hombres y mujeres formados en los más justos principios de la ética y la moralidad” y “si se demuestra la participación del militar en este crimen, el mismo será juzgado y condenado”.

El militar se encuentra custodiado a la espera de pasar este miércoles a disposición judicial.

A cuenta del caso, el presidente brasileño ha emitido un mensaje a través de su perfil oficial en la red social Twitter, informando de que ha ordenado al Ministerio de Defensa del país carioca la "inmediata colaboración"de dicho departamento con las autoridades españolas y la apertura de una investigación policial y militar en torno al asunto.

Además, el presidente brasileño ha defendido que las Fuerzas Armadas de su país están compuestas por un contingente de más de 300.000 personas "formadas en los más íntegros principios de ética y de moralidad", toda vez que en caso de que sea comprobada la implicación de este militar en los hechos en cuestión, el mismo será "juzgado y condenado conforme a la Ley".

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Brasil comunicó que “ya” colabora con las autoridades españolas en “todos los aspectos” de la investigación abierta tras la detención, en Sevilla, de un militar brasileño que al parecer transportaba un alijo de cocaína. “Las autoridades de ambos países ya están colaborando para que este incidente sea inmediatamente aclarado y que, si se comprueba el delito, sea castigado con todo el rigor de la ley”, dijo a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa.