Dura batalla en la carrera por la nominación republicana

Sin un claro favorito

La Razón
La RazónLa Razón

Estos días, Iowa parece más un terreno de batalla de los republicanos que de los demócratas, ya que la pelea en el partido conservador de momento está mucho más abierta que en la formación de Hillary Clinton. Hoy el senador de Florida Marco Rubio tiene previsto anunciar su candidatura de forma oficial desde la Torre de la Libertad de Miami. Rubio será comparado sobre todo con el considerado por muchos su mentor político, el ex gobernador de Florida Jeb Bush, que todavía no ha anunciado de forma oficial su candidatura a la Casa Blanca, pero sí lanzó el pasado diciembre el comité exploratorio, paso previo al anuncio oficial. El hermano del ex presidente George W. Bush, candidato del «establishment», ha querido seguir de manera escrupulosa los pasos que suelen dar los políticos antes de lanzarse a la carrera por la Presidencia. Sin embargo, el senador de Kentucky Rand Paul y el senador texano Ted Cruz quisieron anunciar su candidatura directamente sin estos comités previos.

Paul se presenta como un aspirante demasiado moderado para las elecciones primarias del Partido Republicano. Por el contrario, Cruz, de origen cubano, apela a los votantes más conservadores del partido. De ahí que, de no alzarse con la nominación oficial, pueda convertirse en un excelente «número dos» en el «ticket» electoral. En este caso, Cruz recordaría a la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin, que tenía como función atraer en las presidenciales de 2008 el codiciado voto evangélico. En cambio, no se esperaría que Paul cometiera los errores de principiante de Palin, pues se licenció cum laude.

Entre todos los candidatos, quizás sea el senador de Kentucky quien ofrezca una candidatura menos sólida en las primarias republicanas porque apela con un mensaje que a veces puede resultar conflictivo para los votantes más conservadores. Sus ideas libertarias cuajan mejor entre los electores más moderados. En cambio, su discurso económico neoliberal está hecho a medida de los más derechistas.

Los posibles rivales de Clinton

- Jeb Bush

62 años. Ex gobernador de Florida e hijo y hermano de presidentes, lo que hace e él un político muy popular. Es un republicano moderado. Casado con una mexicana, habla español.

- Rand Paul

52 años. Senador por Kentucky. Afín al movimiento ultra Tea Party. Llegó hace cinco años a la política. tras trabajabar como oftalmólogo. «Estoy aquí para recobrar nuestro país», dice.

- Ted Cruz

44 años. Senador por Texas. Por su ideas extremistas no forma parte del «establishment» del Partido Republicano. Hijo de inmigrante cubano, es contrario a regularizar a los extranjeros.

- Marco Rubio

43 años. Senador por Florida. Hijo de inmigrantes cubanos, sembró dudas en el partido cuando apoyó en 2013 la reforma migratoria. Dice encarnar la renovación ideológica de los conservadores.