MENÚ
lunes 26 agosto 2019
01:01
Actualizado

EE UU sanciona al ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza

Arreaza había denunciado en Naciones Unidas los “devastadores” efectos que las sanciones de Estados Unidos están teniendo sobre la economía del país

  • El ministro de Exteriores de Venezuela, jorge Arreaza, ayer en la ONU/Efe
    El ministro de Exteriores de Venezuela, jorge Arreaza, ayer en la ONU/Efe

Tiempo de lectura 4 min.

26 de abril de 2019. 17:57h

Comentada
larazon.es.  26/4/2019

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha incluido este viernes en su lista de sanciones al ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, en el marco de sus esfuerzos para apoyar a los venezolanos y combatir la corrupción en torno al “ilegítimo” Gobierno de Nicolás Maduro.

Arreaza se suma así a otros altos cargos del Gobierno venezolano a los que ha sancionado Estados Unidos, que se ha convertido en uno de los más firmes defensores del autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. Además, el pasado enero, el Departamento del Tesoro también sancionó a la petrolera estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA).

“Estados Unidos no se limitará a observar mientras el ilegítimo régimen de Maduro priva a los venezolanos de su riqueza, humanidad y derecho a la democracia”, ha asegurado el secretario del Tesoro estadounidense, Steven T. Mnuchin.

“El Tesoro seguirá actuando contra los corruptos en torno a Maduro, incluidos los encargados de ejercer la diplomacia y de aplicar la justicia en nombre de su régimen ilegítimo”, ha añadido. Además de a Arreaza, Estados Unidos ha incluido en su lista de sanciones a la juez Carol Padilla, a cargo del Tribunal Especial de Primera Instancia en funciones de control y magistrada sustituta del Tribunal de Apelación de Caracas.

“Esta Administración está con el pueblo venezolano y junto a una coalición internacional comprometida con hacer rendir cuentas a los responsables del trágico declive de Venezuela”, ha asegurado Mnuchin.

Según ha explicado el Tesoro, todas las propiedades e intereses que Arreaza y Padilla puedan tener en Estados Unidos o en posesión de sus autoridades quedarán bloqueados. Además, ha recordado que “las sanciones no tienen por qué ser permanentes”.

Precisamente Arreaza denunció ayer jueves en Naciones Unidas los “devastadores” efectos que las sanciones de Estados Unidos están teniendo sobre la economía del país y sobre las vidas de sus ciudadanos.

“Es momento de declararnos en campaña por la denuncia, para que el mundo conozca los efectos devastadores del bloqueo unilateral, ilegal y arbitrario que el Gobierno de Estados Unidos ha impuesto sobre Venezuela”, señaló Arreaza en una conferencia de prensa.

Según el ministro, las medidas de Washington han “tenido consecuencias humanas en vidas” y “en sufrimiento”, especialmente por las sanciones económicas y financieras.

Esos castigos, según Arreaza, han dejado bloqueados miles de millones de dólares venezolanos en instituciones financieras internacionales y dificultan enormemente al Estado operaciones necesarias en muchos ámbitos, como en el de la salud.

“Ese bloqueo ha restringido el ingreso nacional por supuesto, ha restringido la capacidad para poder importar, tenemos millones (...) bloqueados en banca internacional”, insistió.

Como consecuencia, apuntó, personas están muriendo en Venezuela por falta de medicamentos. “Es una agresión cruel, criminal”, insistió Arreaza, que denunció los intentos de Washington por lograr un “colapso” de la economía venezolana.

“¿Y la vida de la gente? ¿Y los niños? ¿Y los ancianos? ¿Y los pacientes con VIH? ¿Y los pacientes con tratamiento de quimioterapia? ¿Y los pacientes con tratamiento de diálisis? ¿Y las operaciones quirúrgicas que se tienen que suspender?”, se preguntó.

Según el canciller venezolano, la estrategia de Estados Unidos apunta directamente al “corazón del modelo” bolivariano “para decir que el modelo fracasa”.

“Es un bombardeo. Es una guerra. Una guerra en la información, una guerra diplomática (...) y, por supuesto una guerra económica y una guerra real, de financiación de la violencia, de conspiración, de golpe de estado”, enumeró.

Frente a esa situación, Arreaza insistió en que Venezuela resistirá y seguirá trabajando con otros países que se oponen a la “dictadura” que Estados Unidos quiere imponer en el mundo.

Entre ellos figura Rusia, con quien el Gobierno venezolano mantiene una importante alianza militar y en otros ámbitos, una cooperación que el ministro dijo que quiere seguir reforzándose.

Ya bajo el Gobierno de Barack Obama, Estados Unidos declaró a Venezuela como una “amenaza para la seguridad nacional”, lo que abrió la puerta a medidas contra el país, que se han endurecido de manera muy importante desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

Desde entonces, Washington ha impuesto múltiples sanciones políticas y económicas al Gobierno de Maduro y el pasado enero reconoció al jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó, como presidente interino del país.

Arreaza explicó este jueves que en la víspera expuso las consecuencias que están teniendo esas medidas al secretario general de la ONU, António Guterres, con quien se entrevistó en Nueva York.

Durante su visita, el canciller venezolano también se reunió con un grupo de decenas de países que se han comprometido a defender en Naciones Unidas a Venezuela ante las acciones de Estados Unidos.

Según la propia ONU, la crisis en Venezuela ha provocado graves problemas humanitarios que requieren de asistencia internacional, así como un éxodo masivo de población a países vecinos.

Últimas noticias