El Congreso de EE UU quiere controlar la entrada de los refugiados de Siria e Irak

Los legisladores de la Cámara de Represdentantes limitan con una la ley su entrada

Concentración a favor de los inmigrantes frente a la Corte Suprema de EE UU
Concentración a favor de los inmigrantes frente a la Corte Suprema de EE UU

Le espera un futuro incierto. Pero, la Cámara de Representantes ha aprobado una ley que suspenderá el programa de refugiados de Siria e Irak hasta que las agencias de seguridad nacional verifiquen que los solicitantes no representan ningún riesgo para Estados Unidos. Generalmente, el proceso de asilo en Estados Unidos lleva dos años debido a la cadena de verificaciones en las que se pierden a veces las peticiones. En cambio, los atentados de París han provocado que los legisladores quieran que se aumente este lento y largo proceso de comprobaciones. Tienen miedo de que entre los refugiados pueda haber infiltrado algún terrorista del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

De esta forma, resultó llamativo antes de los citados ataques que el presidente Barack Obama presionó al departamento de Estado para que se agilizase la aceptación de refugiados de Siria e Irak.

La nueva ley salió adelante con 289 votos a favor y 137 en contra. Obama ya ha advertido que vetará la iniciativa. En cambio, el hecho de que 47 legisladores del Partido Demócrata se hayan unido a 242 republicanos envía una claro mensaje sobre las preocupaciones de los miembros de su partido. Todavía así, el senador de Nevada, líder de la minoría demócrata, Harry Reid advirtió que intentará bloquear la misma propuesta en su cámara.

Desde Filipinas, Obama quiso destacar que "no servimos bien cuando, como respuesta a un ataque terrorista, caemos en el miedo y el pánico. No se toman buenas decisiones basadas en la histeria y la exageración de los riesgos", recordó el presidente de Estados Unidos, el cual siempre ha tenido dudas sobre cuál debe ser la postura estadoundiense ante la situación en Siria. Allí, se libra una guerra con múltiples bandos, donde el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha ganado terreno hasta hacerse con la zona productora de petróleo. Según los datos del Pentágono, posee una flota de mil camiones para trasladar este oro negro.

A pesar de las palabras de Obama, los republicanos tienen previsto actuar de forma rápida. El portavoz de la Cámara de Representante Paul Ryan confirmó que "esto es urgente. Ni podemos ni debemos esperar para actuar, no cuando nuestras seguridad nacional está en juego", indicó el congresista de Wisconsin.