Política

El EI justifica la matanza de coptos por los presos yihadistas en Egipto

El Daesh (Estado Islámico) afirma en una publicación interna destinada a sus “mohujaidines” (combatientes) que el atentado que cometió el pasado día 2 en Egipto, contra un autobús en el que viajaban cristianos coptos (siete muertos y 19 heridos) fue perpetrado para exigir que sean liberados los presos de la banda yihadista que están en las cárceles de este país. Es decir, que atacan a los “infieles” para presionar a un régimen que precisamente no es cristiano: el fanatismo y la mentira llevados a sus últimos extremos

En el último número de “Al Naba”, los terroristas se jactan de que, una vez más, han burlado la seguridad egipcia ya que cometieron el atentado en la misma carretera en la que perpetraron hace tiempo una acción criminal similar.

“Es una muestra de la falla de seguridad del régimen egipcio, de sus fuerzas e instituciones, que han alardeado durante mucho tiempo de su tiranía”, señalan.

Sobre las víctimas, afirman que se dirigían a un templo para “realizar los ritos de incredulidad”. Aseguran que los autores de la matanza “regresaron, por la gracia de Alá, a su lugar de residencia. Esta operación es una venganza por nuestros cautivos secuestrados por el régimen egipcio apóstata”. Asimismo, advierten de que nadie debe acercarse a las iglesias coptas, ni a las embajadas occidentales, ya que pueden sufrir las consecuencias de futuros atentados.