MENÚ
martes 18 septiembre 2018
23:27
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El exjefe del FBI acusa a Trump de manejar la Casa Blanca como un «jefe de la mafia»

El presidente ha arremetido, vía Twitter, contra Comey al que acusa de "débil", "mentiroso" y de "filtrar" información clasificada "por la cual debería ser procesado"

  • James Comey dimitió como director del FBI en mayo de 2017
    James Comey dimitió como director del FBI en mayo de 2017 / Ap

Tiempo de lectura 5 min.

13 de abril de 2018. 20:23h

Comentada
larazon.es.  13/4/2018

El exdirector del FBI, James Comey, ha escrito sus memorias: 'Una lealtad mayor: verdad, mentiras y liderazgo' que saldrán a la luz el próximo martes y prometen batir récord de ventas.

Los extractos que han visto la luz hasta ahora ya han desatado la ira del presidente estadounidense, Donald Trump, de quien Comey dice que es un "mentiroso" que somete a su entorno a un código de lealtad que recuerda a un "jefe de la mafia".

Por su parte, el magnate, ha respondido al libro de Comey en Twitter y ha arremetido contra el exjefe del FBI llamándole "débil" y "mentiroso". "James Comey es un contrastado FILTRADOR y MENTIROSO.

Prácticamente todo el mundo en Washington pensó que debía ser despedido por el terrible trabajo que hizo, de hecho, despedido. Filtró información CLASIFICADA por la cual debería ser procesado. Mintió al Congreso bajo JURAMENTO. Es un débil y*", ha escrito el viernes en un 'tuit'.

El otro mensaje consecutivo ha destacado que "fue un honor" despedir a Comey y que "su manejo corrupto" del caso Hillary Clinton "y los acontecimientos que lo rodean, serán uno de los peores 'trabajos fallidos' de la historia".

La duras palabras de Trump son la respuesta a lo dicho por Comey, que va incluso más allá asegurando que "el presidente no tiene ética y está desconectado de la verdad y los valores institucionales", según recoge el diario local 'The New york Times', que junto con el 'Washington Post' y otros medios publican parte del relato del exjefe del FBI.

Comey fue despedido de manera fulminante por Trump en mayo de 2017. El escándalo que se desató llevó al Departamento de Justicia a nombrar a un fiscal independiente, Robert Mueller, para que investigara la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones, la colusión con el equipo de campaña del magnate y la supuesta obstrucción a la justicia precisamente por haber 'presionado' supuestamente al entonces director del FBI para que 'dejara pasar' una investigación que afectaba al exasesor Michael Flynn tras unas reuniones con diplomáticos rusos.

Desde entonces, los descalificativos entre Trump y Comey han sido habituales. Tras la publicación de estas memorias ya han escalado a un nivel aún mayor tras la furiosa respuesta del millonario llamando a Comey "mentiroso", "débil", "filtrador", y "corrupto".

Pero es que para el exjefe de Agencia Federal, las reuniones que mantuvo con el presidente le trajeron "recuerdos de mi anterior carrera como fiscal contra la mafia".

"El círculo silencioso de asentimiento. El jefe en completo control. Los juramentos de lealtad. El Estados Unidos versus el resto del mundo. Mentir sobre todo, lo grande y pequeño, en servicio de algún código de lealtad que pone a la organización sobre la moralidad y la verdad", ha escrito Comey en referencia al excéntrico millonario neoyorquino.

Añade además que el presidente vive "en un capullo de una realidad alterna", al cual ha tratado de atraer a otras personas, según recoge el diario 'The Washington Post'.

Una de las obsesiones del mandatario, según cuenta 'The New York Times', citando el libro de Comey, es que Trump está obsesionado con la supuesta existencia de un vídeo en el que prostitutas rusas -que dicen haber sido contratadas por él- orinan en una cama de hotel en Moscú en 2013.

Ese caso, que da cuenta de un vídeo de carácter sexual con Trump como protagonista, fue redactado por un exagente británico para los rivales políticos del candidato republicano. Inicialmente, la Inteligencia estadounidense lo consideró creíble, aunque finalmente la autenticidad de la grabación fue cuestionada.

Según la versión de Comey, Trump le pidió que investigara sobre "lo que él llamó la cosa de la lluvia dorada", explicando que el mandatario estaba determinado a probar a su esposa Melania que el vídeo no existía.

"Continuó, espontáneamente, explicando por qué no podía ser verdad, diciendo al terminar que pensaba pedirme que investigue la acusación para demostrar que era una mentira", ha considerado.

Según el diario británico 'The Guardian', el exjefe del FBI describe en sus memorias su primer viaje a la Trump Tower en enero de 2017 con el objeto de informarle sobre el expediente de sus vínculos con Rusia obtenidos por el exespía británico Christopher Steele.

Comey detalla la impresión que le causó el magnate con "su cara ligeramente anaranjada, con medias lunas blancas debajo de sus ojos (*) y un pelo rubio impresionantemente peinado (*) Recuerdo haberme preguntado cuanto tiempo le llevaría por la mañana hacer eso".

En el libro, de 304 páginas compara la presidencia de Trump con un "incendio forestal" y recuerda una discusión en la Casa Blanca el mandatario y el entonces jefe de Gabinete, Reince Priebus, en febrero de 2017. Según los recuerdos de Comey, el encuentro le dejó "conmocionado" porque Trump "nunca deja hablar" y "atrae a todos los presentes a un círculo silencioso de asentimiento".

Respecto a que Trump trató de apoyarse en él para cerrar la investigación sobre su exasesor Michael Flynn durante una cena en la Casa Blanca, Comey recuerda la petición del presidente "como la ceremonia de inducción de la Cosa Nostra de Sammy 'The Bull', con Trump en el papel de jefe de la 'familia' preguntándome si tengo lo que 'hay que tener' para ser un hombre".

Tras su despido, Comey asegura en sus memorias que el entonces secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, le llamó para mostrarle su indignación por su destitución y que "tenía la intención de renunciar como protesta". "Dijo que no quería trabajar para personas deshonrosas que trataban a alguien como yo de esa manera. Insté a Kelly a no hacer eso, argumentando que el país necesita gente de principios alrededor de ese presidente. Especialmente este presidente", asevera.

Habrá que ver cuál es la reacción de Trump respecto a Kelly, que es ahora su jefe de Gabinete. No obstante, en los 'dimes y diretes' de Washington ya se apunta a que Kelly ha caído en desgracia y podría descolgarse en breve del círculo presidencial.

El libro promete convertirse en un bestseller y organizar un gran revuelo en la Casa Blanca. Como contramedida, el Partido Republicano ha organizado un plan para atacar a Comey y ha creado una web para refutarle.

Ep

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs