MENÚ
domingo 25 agosto 2019
23:46
Actualizado

El fracaso de la Cumbre europea: el difícil equilibrio de fuerzas en la UE

El jueves no se logró un consenso para repartir los cinco altos cargos europeos que están en juego. Preguntamos al experto Josef Janning, director de la oficina del ECFR en Berlín, las claves de este Consejo Europeo

  • Pedro Sánchez, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, durante la reunión con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk/ EFE
    Pedro Sánchez, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, durante la reunión con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk/ EFE

Tiempo de lectura 4 min.

22 de junio de 2019. 00:24h

Comentada

ETIQUETAS

El jueves no se logró un consenso para repartir los cinco altos cargos europeos que están en juego. LA RAZÓN pregunta a Josef Janning, director e investigador de la oficina del European Council on Foreign Relations (ECFR) en Berlín, las claves de este Consejo Europeo. Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea volverán a reunirse de forma extraordinaria el próximo día 30 de junio.

¿Por qué no se han puesto de acuerdo los líderes de la UE respecto a las futuras nominaciones a los altos cargos de la UE?

Lo dudo. Un acuerdo ya es complicado de por sí y se ha vuelto aún más complejo con el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo. Hay una resistencia contra Manfred Weber por parte de algunos debido a su falta de experiencia, y por parte de otros porque no quieren respaldar a alguien que parece que favorecerá al Partido Popular Europeo (PPE) ahora y en las próximas elecciones.

¿Cuáles son las principales fricciones o los obstáculos más importantes?

La verdadera traba es aun así, lograr un balance entre varios criterios: norte-sur, este-oeste, género y el balance político que se ha convertido en algo aún más complejo. Los principales puesto tendrán que terminar en un liberal, un socialdemócrata y al menos alguien del PPE.

El candidato del PPE Manfred Weber, ¿tiene aún opciones para liderar la Comisión Europea?

Aun tiene opciones, pero es difícil de calcular cómo son de grandes sus posibilidades. El Gobierno alemán no insistirá en Weber, pero utilizará las demandas de otros para puestos específicos y así encontrar un compromiso factible. Para Berlín, los candidatos con sólidas ideas políticas son más importantes que ver a un alemán en el puesto.

¿Está la UE preocupada por el hecho de que Boris Johnson podría ser el nuevo primer ministro británico? ¿O cualquiera será mejor que el impasse de May?

Para la perspectiva de la UE, un Johnson como primer ministro hará que los problemas empeoren. Él habrá prometido una nueva forma de abordar la renegociación incluso si no hay lugar para ello. Por lo que, más tiempo se perderá y más malos sentimientos se acumularán. Johnson hará lo mejor que pueda para cargar de culpa a la UE.

Explícitamente su enfoque es un Brexit sin acuerdo cuando no se llegue a ninguna nueva negociación. Un Brexit que se verá forzado a implementar debido a sus propias promesas. En este caso, habrá un conflicto masivo entre la UE y Reino Unido, porque el Acuerdo de Retirada de Reino Unido no atenderá sus compromisos financieros y sin transición y sin periodo interino dañará a las compañías comunitarias que hacen negocios en y con Reino Unido.

Además del Brexit, ¿cuáles son los principales retos para el nuevo periodo 2019-2014?

La Unión Europea todavía necesita lidiar con importantes retos en áreas que van más allá de su tradicional pilar principal, concretamente Justicia, Interior y migración; política exterior y de seguridad y defensa. Ambas son sustancialmente intergubernamentales, por lo que los intereses compartidos y las posturas comunes son esenciales para lograr cualquier progreso. Todo apunta que en ambas, solo se progresará al usar una cooperación mayor, en otras palabras, seguir adelante sin todos los estados miembros.

Internacionalmente, la UE está bajo presión de enormes poderes y las políticas poderosas, que buscarán minar la unidad y dividir a los estados miembros. Estamos viendo avances por parte de China, Rusia y Estados Unidos a este respecto. Nunca antes la UE se había enfrentado a mayores vientos en contra que hoy. Es más, la doctrina de los estados soberanos que cada uno de estados persigue a su propio modo, también tiene efectos en la UE internamente. Los gobiernos populistas dentro de la Unión Europea con su agenda nacional, todos suscriben a la misma doctrina y buscan repatriar poderes de la UE de vuelta a los estados nacionales.

Últimas noticias