MENÚ
sábado 20 abril 2019
10:32
Actualizado

El ministro de Exteriores comparece en el Parlamento

  • Enzo Moavero Milanesi, hoy ante la Cámara / Efe
    Enzo Moavero Milanesi, hoy ante la Cámara / Efe
Roma.

Tiempo de lectura 2 min.

12 de febrero de 2019. 14:26h

Comentada
larazon.es.  Roma. 12/2/2019

El Gobierno italiano se resiste a dar un paso al frente respecto a la crisis venezolana. Y eso que su máximo exponente -con permiso del primer ministro, Giuseppe Conte-, Matteo Salvini, expresara ayer públicamente su respaldo al presidente interino y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Hoy el ministro de Exteriores de Italia, Enzo Moavero Milanesi, tenía una gran ocasión para ello ante la Cámara, pero no lo hizo. Se limitó a explicar ante los diputados que la posición del Gobierno sobre la crisis en Venezuela consiste en evitar confrontaciones que retrasen la organización de unas elecciones libres y transparentes en el país.

Moavero Milanesi comenzó su discurso asegurando que Italia “considera que las elecciones presidenciales del pasado mayo en Venezuela no atribuyen legitimidad democrática a quien salió ganador, es decir Nicolás Maduro” y recordó que el embajador italiano no participó en la ceremonia de investidura. No obstante, la posición del Gobierno italiano es la de “pedir lo antes posible nuevas elecciones presidenciales, libres transparentes y que se celebren en condiciones de democracia y justicia”. Y añadió que Italia forma parte del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela (GIC) que ha concluido que hay que “favorecer un proceso político que consienta elecciones presidenciales democráticas llevando a una solución pacífica de la crisis”. “La situación es compleja e incierta y existen graves riesgos y hay que prevenir que se llegue a la guerra civil”, opinó, al tiempo que abogada por “favorecer el dialogo y reconciliación nacional para restituir al pueblo la elección de sus gobernantes” y evitar “que se creen contraposiciones que retrasen las elecciones”.

La comparecencia del ministro de Exteriores llega después de que ayer Guaidó enviase a través de sus emisarios una carta a los medios italianos en las que expresaba que no entendía “las razones de la posición política italiana”. “No entendemos por qué el país europeo más cercano a nosotros no toma una posición clara contra el dictador Maduro y no exige enérgicamente elecciones libres bajo los auspicios de la comunidad internacional y el desbloqueo de la ayuda humanitaria”, señala en la carta. Guaidó asegura que “el pueblo italiano está de nuestro lado, del lado de la democracia, la libertad y la justicia” y afirma que se “necesita el apoyo italiano” y de toda la comunidad internacional cohesionada “para obligar a Maduro a retroceder, a respetar nuestra Constitución y asegurarse de que, yo como presidente temporal, pueda convocar nuevas elecciones”. El líder opositor venezolano termina su misiva diciendo que “necesitamos que Italia esté de nuestro lado”.

Últimas noticias