MENÚ
viernes 23 agosto 2019
02:54
Actualizado

El macrojuicio contra Amanecer Dorado comienza con un aplazamiento

  • Simpatizantes del partido neonazi griego Amanecer Dorado en Atenas (Grecia) apoyan a los acusados durante el inicio del juicio
    Simpatizantes del partido neonazi griego Amanecer Dorado en Atenas (Grecia) apoyan a los acusados durante el inicio del juicio
Atenas.

Tiempo de lectura 4 min.

20 de abril de 2015. 14:12h

Comentada
Atenas. 20/4/2015

El juicio a la dirección del partido neonazi griego Amanecer Dorado arrancó hoy con una vista que apenas duró dos horas, tras lo que quedó pospuesto hasta el próximo 7 de mayo porque uno de los acusados no tenía abogado. La presidenta del tribunal decretó el aplazamiento para que el abogado, nombrado por la corte, pueda preparar la defensa.

La vista de hoy se celebró en una sala especial de la cárcel de alta seguridad de Korydalós, a diez kilómetros de Atenas.

La expectación generada en torno al proceso quedó muy diluida, pues el jefe de Amanecer Dorado, Nikolaos Mijaloliakos, así como la mayoría de los otros dirigentes y diputados del partido, estuvieron representados por sus abogados.

De los 69 acusados solo se personaron 44 y la cúpula de Amanecer Dorado estuvo representada únicamente por el diputado Artemis Matheópulos.

Dentro de algo más de dos semanas se reanudará el proceso que debe dilucidar las acusaciones de dirección y pertenencia a banda criminal que pesan sobre la mayoría de los acusados, así como los delitos de asesinato y posesión ilegal de armas, archivos y drogas.

El tribunal deberá determinar si se trata de incidentes aislados no vinculados con la estructura del partido o si por el contrario, Amanecer Dorado actuaba como una organización criminal, que habría ordenado varios asesinatos.

Uno de ellos sería el del rapero izquierdista Pavlos Fyssas en septiembre de 2013, que fue el detonante de esta investigación y que llevó a prisión a Mijaloliakos y a la plana mayor del partido ultraderechista.

El pliego de acusación sostiene además que, bajo la apariencia de un partido político, se esconde en realidad una organización de corte y estructura nazi, algo que los dirigentes de Amanecer Dorado siempre han negado.

El tribunal deberá pronunciarse también sobre el asesinato de un paquistaní, los ataques a tres pescadores egipcios y a miembros del sindicato comunista, así como a trabajadores extranjeros en Creta, entre otros.

Desde primeras horas de la mañana se habían congregado en la calle que conduce a la cárcel, custodiada por grandes medidas de seguridad, simpatizantes del partido y organizaciones antifascistas.

"Esperamos que nuestros compañeros sean absueltos, pues si miras el acta de acusación, no están acusados de nada", aseguró a Efe el parlamentario de Amanecer Dorado Fotis Grekós.

El político sostuvo que el juicio está orquestado por "ciertos políticos, propietarios de medios y otros oligarcas que han creado falsas acusaciones para encarcelar a inocentes solo porque han resistido".

Desde el inicio de la investigación, Amanecer Dorado ha mantenido que es víctima de una persecución política, organizada por el entonces primer ministro, el conservador Andonis Samarás.

A unos metros de los simpatizantes neonazis, separados por un gran cordón policial compuesto de decenas de agentes y varios autobuses de la Policía, se concentró un grupo mucho más numeroso, compuesto por centenares de personas.

Colectivos antifascistas, sindicatos, asociaciones de estudiantes y partidos políticos, como el izquierdista Syriza, portaban pancartas en recuerdo a las víctimas y coreaban lemas contra el fascismo y el partido ultraderechista.

"Hemos esperado mucho este juicio, pero esperamos que la presencia aquí de sindicatos, estudiantes y gente antifascista presione al tribunal para llevarlos a la cárcel", dijo a Efe Dafni, una joven que participaba de la protesta.

En los alrededores de la prisión, un simpatizante de Amanecer Dorado fue agredido cuando conducía su coche por un grupo de presuntos miembros de colectivos anarquistas.

"Es un gran día para este país y para la democracia. Amanecer Dorado no está siendo juzgado por sus ideas, sino por sus actos criminales", dijo el alcalde de Atenas, Yorgos Kaminis, que compareció como uno de los testigos de la acusación.

Korydalós es una pequeña localidad de la periferia de Atenas, a tan solo diez kilómetros del centro de la capital, que en pleno centro cuenta con la cárcel de máxima seguridad más grande del país.

Al lado de las murallas electrificadas que custodian el recinto carcelario hay un polideportivo y un colegio, que al igual que el resto de recintos escolares habían cerrado hoy.

El alcalde de Korydalós, Stavros Kasimatis, ha intervenido en la vista de hoy para pedir que el proceso se celebre en otro sitio y evitar así que un lugar tan sensible por la cercanía a las escuelas puede convertirse en el escenario de incidentes.

Esta petición no ha sido escuchada por el momento, por lo que el proceso continuará de momento en la misma ubicación.

Últimas noticias