MENÚ
sábado 16 febrero 2019
15:36
Actualizado

El Mayo Zambada, así es el heredero del Chapo

Ismael Zambada García, alias “El Mayo”, lidera el Cartel de Sinaloa junto a la familia del “Chapo”. Tras su detención, el negocio del narco sigue siendo un negocio boyante

  • Imagen de archivo de Ismael Zambada, alias el Mayo
    Imagen de archivo de Ismael Zambada, alias el Mayo
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de febrero de 2019. 13:56h

Comentada
Goyo G. Maestro.  Madrid. 12/2/2019

El juicio contra el Chapo Guzmán ha sido todo un espectáculo. El narcotraficante más mediático de los últimos tiempos ha sido declarado culpable y la sentencia puede ser a cadena perpetua. ¿Pero qué viene ahora? ¿El contrabando de droga en México se verá afectado? ¿Empieza una nueva época? Para muchos expertos en narcotráfico, el “Chapo” era una pieza más de la gran maquinaria ligada al mercado de la droga tanto en México como en el resto de Latinoamérica.

Los expertos consultados dudan de que algo vaya a cambiar tras la sentencia. La detención del padrino del narcotráfico mexicano no varió sustancialmente los niveles violencia y la realidad del mercado de sustancias ilícitas, añaden. De hecho, el negocio en México sigue siendo tan boyante como lo era en el pasado, explica a este periódico Ricardo Ravelo, uno de los periodistas mexicanos que más a fondo ha investigado el negocio de la droga en su país.

La realidad es que en México siguen operando cárteles de la droga, encargados de hacer llegar a Estados Unidos, y también a Europa, ingentes cantidades de cocaína procedentes de Colombia, Perú y México. Sin duda, una de las organizaciones criminales más exitosas es el cártel de Sinaloa, liderada durante años por el propio Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo.

Actualmente, el Cártel de Sinaloa opera en más de 50 países y es el más grande del mundo, según informes de varios expertos. Durante años, el Chapo compartió el poder con Ismael Zambada García, alias “El Mayo”, de 70 años. La detención del Chapo y su extradición a Estados Unidos ha venido a demostrar que el verdadero líder de Sinaloa era el Mayo, explica Ravelo. “Se ha mantenido al frente del cártel y así es reconocido por las autoridades de México y de Estados Unidos”, añade este periodista que ha sido amenazado de muerte en varias ocasiones.

El “Mayo” Zambada nunca fue un súbdito del Chapo, sencillamente ambos se repartieron el poder. Tras la detención de la cara visible, la estructura de la organización, muy compleja, formada por células independientes y perfectamente articulada, quedó sustentada en cuatro ejes: el primero sería el Mayo; el segundo, los hijos del Chapo: Alfredo y Archivaldo. El tercer pilar de la organización es Rafael Caro Quintero, conocido como “el narco de los narcos”. Y en último lugar, el hermano del Chapo, Aureliano Guzmán.

En una entrevista de 2010, la única que ha concedido, el “Mayo” reconocía tener “una esposa, cinco mujeres, quince nietos y un bisnieto”. “Ellas, las seis, están aquí, en los montes, como yo. El monte es mi casa, mi familia, mi protección, mi tierra, el agua que bebo”. Al “Mayo” no le gusta exhibirse ni presumir de lujos, como a otros capos del negocio. Quizá por este motivo nunca ha sido detenido a pesar de estar bajo el rádar de las autoridades mexicanas y estadounidenses, que llegaron a ofrecer cinco millones de dólares por su cabeza.

Otras fuentes añaden un nuevo nombre en el liderazgo del cártel, el de Isidro Meza Flores, también conocido como el “Chapito” Isidro, un narcotraficante de bajo perfil heredero de la escisión de Sinaloa con los Beltrán Leyva. Isidro, de la tercera generación y mucho más joven que el Mayo (70 años), estaría enfrentado con éste por el control de la organización. Una periodista de Sinaloa que prefiere hablar bajo condición de anonimato le define como un criminal de “espíritu justiciero capaz de defender a los ancianos y al pueblo frente a otros cárteles”.

Últimas noticias