El nuevo presidente portugués promete ser guardián escrupuloso de la Constitución

Marcelo Rebelo de Sousa (dcha) jura el cargo como presidente de Portugal en presencia del presidente la Asamblea de la República, Eduardo Ferro Rodrigues
Marcelo Rebelo de Sousa (dcha) jura el cargo como presidente de Portugal en presencia del presidente la Asamblea de la República, Eduardo Ferro Rodrigues

El conservador Marcelo Rebelo de Sousa inició hoy su mandato como presidente de Portugal con un discurso en el que prometió ser "un guardián permanente y escrupuloso de la Constitución y de sus valores". "Portugal es la razón de ser del compromiso solemne que acabo de asumir", dijo Rebelo de Sousa, convertido en el decimonoveno jefe del Estado luso, en una intervención en la que admitió que Portugal afronta tiempos difíciles y apostó por más justicia social.

Elegido el pasado 24 de enero en primera vuelta y con el 52 por ciento de los votos, el nuevo jefe del Estado tuvo palabras de agradecimiento para su antecesor, Aníbal Cavaco Silva, y sus "ilustres invitados extranjeros", entre ellos el Rey de España.

Efe