El nuevo rey de los belgas recibe al Gobierno federal en su primera jornada como monarca

El nuevo Rey Felipe de Bélgica ha recibido este lunes en el Palacio de Bruselas al Gobierno federal al completo, tras comenzar su primera jornada como monarca con la confirmación protocolaria del Ejecutivo que dirige el primer ministro, Elio di Rupo.

El nuevo Rey Felipe de Bélgica ha recibido este lunes en el Palacio de Bruselas al Gobierno federal al completo, tras comenzar su primera jornada como monarca con la confirmación protocolaria del Ejecutivo que dirige el primer ministro, Elio di Rupo.

Según la tradición belga, el nuevo rey debe designar un nuevo Gobierno, porque de acuerdo a la Constitución es el monarca quien nombra y revoca a los ministros, pero este cambio se ha quedado en un gesto protocolario que en la práctica no tiene consecuencias en la vida política belga.

Tras la jornada festiva del domingo, en que se formalizó la abdicación de Alberto II y su primogénito, Felipe, tomó el relevo en el trono, los actos del lunes se han centrado en la toma de contacto del nuevo rey de los belgas con los máximos representantes de las instituciones del país.

En torno a las 11:00 horas, el nuevo rey ha recibido en el Palacio Real de Bruselas al primer ministro, el socialista valón Elio di Rupo, con quien prevé mantener un encuentro semanal a partir de la vuelta del parón veraniego, según indican los medios locales.

En esta reunión Di Rupo ha presentado la dimisión de su Ejecutivo, una renuncia que Felipe ha rechazado. El resto del Gobierno federal, incluidos ministros y secretarios de Estado, se han unido a la reunión una hora más tarde.

La agenda del rey Felipe para este lunes incluía también contactos con los presidentes del Parlamento y del Senado, André Flahaut y Sabine de Béthune, respectivamente, así como con miembros de los gobiernos de las comunidades y regiones de Bélgica.