El populista Grillo se da un batacazo en las municipales

La Razón
La RazónLa Razón

ROMA- La «burbuja» de la antipolítica italiana protagonizada por el Movimiento 5 Estrellas (M5E) de Beppe Grillo podría haberse pinchado. En las elecciones municipales celebradas el domingo y ayer en Italia, a las que estaban llamados a las urnas siete millones de ciudadanos de 564 ciudades, entre ellas Roma, el M5E se pegó un batacazo monumental. En la capital pasó del 27,7% que logró en las elecciones generales, celebradas el pasado mes de febrero, al 12,5%: menos de la mitad en tres meses. Más acusado aún fue el bajón de los «grillini» en las elecciones regionales en Valle de Aosta, que se celebraban de forma simultánea. El M5E descendió desde el 18,5% de febrero hasta el 6,62%: pierde dos tercios de los votos. Los militantes de estas listas ciudadanas que han revolucionado la política italiana no se ponían de acuerdo en quién era el responsable. Mientras el candidato a la alcaldía de Roma echaba la culpa a la Prensa, otros señalaban a Grillo, de quien criticaban que no se pusiera de acuerdo con la izquierda para gobernar. «No os vuelvo a votar. Siendo así de intransigentes habéis conseguido que la derecha vuelva al poder», se quejaba estos días una señora frente a unos militantes del M5E que ofrecían propaganda electoral. El desastre de Grillo pone más cerca de la victoria a la izquierda en Roma, aunque su candidato, Ignazio Marino, tendrá que jugársela en la segunda vuelta con el alcalde saliente, el derechista Gianni Alemanno.