El presidente de Uzbekistán ha muerto, según el primer ministro turco

Karímov estaba hospitalizado desde el sábado pasado tras padecer un accidente cerebrovascular.

El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov
El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov

Karímov estaba hospitalizado desde el sábado pasado tras padecer un accidente cerebrovascular.

El primer ministro turco, Binali Yilidirim, aseguró hoy en Ankara que el presidente de Uzbekistán, Islam Karimov, ha fallecido a los 78 años de edad, aunque no hay anuncio oficial de las autoridades uzbekas.

En declaraciones a la prensa tras una reunión de su gabinete, Yildirim dijo que "el presidente uzbeko, Islam Karimov, ha fallecido. Que la misericordia de Dios esté con él, la República de Turquía comparte el dolor y la tristeza con el pueblo uzbeko", informa el diario turco Sabah.EFE

El gabinete de ministros informaba esta mañana en un comunicado divulgado en el diario oficial del país, que Karímov, de 78 años, se encontraba en estado "crítico"al sufrir un "grave deterioro"en su salud. Karímov estaba hospitalizado desde el sábado pasado tras padecer un accidente cerebrovascular.

Con anterioridad, las autoridades uzbecas se habían limitado a informar de que el presidente se hallaba hospitalizado y de que necesitaba de un largo tratamiento médico.

Algunos medios informativos, como la agencia digital Fergana.news, insisten en que el líder uzbeco ya falleció y que sus funerales se celebrarán mañana Samarkanda, su ciudad natal.

"Al momento de la publicación de este artículo, un avión gubernamental con los restos de Karímov había salido de Taskent rumbo a Samarkanda", escribió esta madrugada Fergana.news.

Karímov lleva más de un cuarto de siglo en el poder en Uzbekistán, país que, como cada año, celebró el 1 de septiembre el Día de la Independencia.

En marzo de 2015, el mandatario uzbeko ganó sus cuartas elecciones presidenciales con más del 90 por ciento de los votos, en un proceso electoral criticado por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Karímov se convirtió en 1989 en líder de Uzbekistán, entonces una de las quince repúblicas soviéticas, y tras la independencia siguió en el cargo.