MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
13:48
Actualizado

Elecciones europeas: El PP se impone a Cs en la segunda vuelta

Los socialistas logran una amplia victoria en las elecciones europeas, mientras que los populares aumentan su ventaja sobre Ciudadanos hasta en 1,8 millones de votos.

  • El cabeza de lista del PSOE al Parlamento Europeo, Josep Borrell, ha ejercido su derecho al voto en el Colegio Juan Falcó de Madrid,/Efe
    El cabeza de lista del PSOE al Parlamento Europeo, Josep Borrell, ha ejercido su derecho al voto en el Colegio Juan Falcó de Madrid,/Efe

Tiempo de lectura 4 min.

27 de mayo de 2019. 03:30h

Comentada
Pedro G. Poyatos 26/5/2019

El PSOE, con el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, como cabeza de lista, fue ayer el más votado en las elecciones europeas y consiguió 20 diputados (seis más que en 2014) y un 32,83% (6,9 millones de votos). Los socialistas logran de esta forma aumentar en cuatro puntos su victoria de la generales del 28 de abril a costa de Unidas Podemos (UP), en caída libre.

Quien también mejora (tres puntos y medio) respecto al 28-A es el Partido Popular (PP), que con el 20,12% (4,2 millones de votos) logra 12 eurodiputados, frente a los 16 de hace cinco años, cuando fue la formación preferida de los españoles. Con estos resultados, los populares de Pablo Casado mantienen su posición como principal fuerza de la oposición y amplían su diferencia con respecto a Ciudadanos. En apenas un mes la distancia entre el PP y Cs ha pasado de 200.000 a casi 1,8 millones de votos.

Ciudadanos fracasa en su batalla por dar el tan ansiado «sorpasso» al PP. Los naranjas de Albert Rivera pasan de dos a siete escaños con el 12,2% (2,6 millones de sufragios). Ganan, pero a la vez pierden. Un clásico en la trayectoria del partido naranja, que suele suscitar altas expectativas que no siempre se cumplen.

El voto útil en la izquierda a favor del PSOE ha pasado factura en las urnas a Unidas Podemos, que logra seis escaños, cinco menos que los once que obtuvieron por separado Podemos e Izquierda Unida en 2014. UP suma el 10,08% (2,1 millones de sufragios). El equidistante discurso europeísta puede tener parte de la culpa de este resultado desolador para los morados.

La otra noticia de estos comicios fue el mediocre estreno europeo de Vox, que irrumpe en la Eurocámara con el 6,2% de los votos y tres escaños). El partido de Santiago Abascal, que aún no ha dicho en qué grupo se integrará en el PE, queda muy lejos del 10,2% cosechado en las generales. Es evidente que buena parte de su electorado ha vuelto al PP. Es el regreso del voto pródigo.

En términos globales el bloque de izquierdas (PSOE y UP), con el 42,91% de los votos, supera al bloque de derechas (PP, Cs y Vox), que suma un 38,51%. El bipartidismo puro sigue en decadencia, pero se vislumbran datos que anuncian su regreso y un agotamiento de la inestabilidad.

El resto de escaños, hasta los 54 que le corresponden a España en el Parlamento Europeo, serían para formaciones nacionalistas. Así, Ahora República, la coalición que agrupa a ERC, EH Bildu y BNG, consigue tres asientos, entre ellos, el del líder republicano, Oriol Junqueras, preso y juzgado en el Supremo por el «procés» independentista y ya elegido diputado en las Cortes españolas. Asimismo, el ex president de la Generalitat Carles Puigdemont vence en esta batalla fratricida en Cataluña y obtiene escaño como candidato de la lista Lliures, junto al ex conseller fugado Antonio Comín. O sea, la lista de Junqueras se impone a la de Puigdemont en el conjunto de España, pero pierde el pulso en Cataluña. La Coalición por una Europa Solidaria, que encabeza el PNV, también consigue representación con un escaño.

Borrell, atribuyó la victoria electoral a la tradición «profundamente europeístas» del PSOE. El Partido Socialista «influyó mucho en la construcción europea», teniendo en cuenta que España cargó con un «peso» más grande en el desarrollo del proyecto europeo, explicó Borrell. «Ahora tenemos las condiciones para volverlo a hacer y conseguir una Europa más democrática, más cercana y con mayor peso», aseguró. El ya eurodiputado socialista insistió en que quiere que la UE sea más «social», «digital» y «ecológica», y apostó por implantar políticas concretas en esos ámbitos. Como primera delegación socialista en la Eurocámara, el PSOE aspira a que Borrell suceda a la italiana Federica Mogherini como futuro alto representante de Política Exterior de la UE en otoño.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs