MENÚ
martes 13 noviembre 2018
05:17
Actualizado
  • 1

El TUE confirma que Le Pen debe devolver 300.000 euros a la Eurocámara

  •  Marine Le Pen
    Marine Le Pen
Bruselas.

Tiempo de lectura 4 min.

20 de junio de 2018. 02:46h

Comentada
Mirentxu Arroqui.  Bruselas. 19/6/2018

Varapalo a Marine Le Pen por parte de la justicia europea. El Tribunal General de Justicia de la UE confirmó ayer que la ex eurodiputada de extrema derecha contrató a una asistente a cargo del presupuesto comunitario que realmente no desarrolló actividades dentro del mandato parlamentario. Se trata de su jefa de Gabinete Catherine Griset, que a pesar de figurar como asistente local de la ex- eurodiputada , trabajaba para el partido en Nanterre (Francia) y no en ninguna de las dos sedes habituales de la Eurocámara: ni en Bruselas dónde transcurren las reuniones de las comisiones ni en Estrasburgo dónde tienen lugar las sesiones plenarias mensuales.

La líder del Frente Nacional ( formación ahora rebautizada como Reagrupamiento Nacional) fue eurodiputada en la Eurocámara desde 2009 a 2017, año en el que abandonó su escaño en el hemiciclo europeo para ocupar su puesto como representante en la Asamblea Nacional Francesa. El 5 de diciembre de 2016, el Parlamento Europeo consideró que se habían abonado de manera irregular 300.000 euros en gastos de asistencia entre diciembre de 2010 y febrero de 2016 y obligó a Marine Le Pen a devolver resta cantidad de dinero, quien decidió acudir a la justicia europea en busca de amparo.

Pero lejos de anular la decisión del Europarlamento, el alto tribunal europeo sentenció ayer que Le Pen no ha aportado pruebas de que esta asistente local hubiese desarrollado sus actividades “de modo efectivo, directo y exclusivo” para la ya ex eurodiputada. El tribunal con sede en Luxemburgo desmontó ayer las alegaciones presentadas por Marine Le Pen: en cuanto a la potestad de la decisión, la justicia europea concluye que el secretario general del Parlamento es competente a la hora de tomar decisiones sobre la recuperación de estas cantidades y que esta decisión por parte del Parlamento no supone una vulneración de la independencia de los eurodiputados; en cuanto a los derechos de la ex eurodiputada, el tribunal considera que Le Pen tuvo la oportunidad de demostrar su inocencia.

En este último apartado, el tribunal recuerda que Le Pen no presentó ninguna prueba que permitiera certificar el trabajo de su asistente más allá de la presencia de esta persona en los locales de la Eurocámara, una asistencia “alegada, pero no presentada”. Además, el fallo conocido ayer también recuerda que Le Pen tan sólo mencionó como prueba que esta asistente tenía un domicilio oficial y efectivo en casa de unos amigos de la propia le Pen en Bruselas, sin presentar ninguna prueba de esta afirmación. Como conclusión, la justicia asegura que Le Pen no ha recibido ningún “trato discriminatorio y tendencioso” por parte del Parlamento Europeo.

En un partido político con carácter de saga, a pesar de las malas relaciones familiares en los últimos tiempos, Marine ha seguido el camino de su padre Jean-Marie a quien la justicia europea también le acusa de haber contratado asistentes de manera fraudulenta.

Últimas noticias