MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
00:04
Actualizado
  • 1

El vacío de EE UU deja vía libre a los represores de los derechos humanos

La ONG Human Rights Watch alerta de que en Venezuela ya no existen instituciones independientes

  • El vacío de EE UU deja vía libre a los represores de los derechos humanos

Tiempo de lectura 4 min.

18 de enero de 2018. 12:40h

Comentada
18/1/2018

Si 2016 fue el año del auge del populismo en el mundo, 2017 ha estado marcado por alguna que otra victoria en la lucha contra el autoritarismo y el odio prodigado por la extrema derecha. El vacío en materia de derechos humanos dejado por los EE UU de Donald Trump y el Reino Unido del Brexit ha tenido como consecuencia principal que países como Rusia y China marquen su propia agenda anti derechos y forjen alianzas más fuertes con gobiernos represores.

Según Kenneth Roth, director de HRW, que retrata en su informe a 90 países, el vacío de los otrora defensores de las libertades en el mundo ha dejado «vía ancha a los líderes asesinos y a sus facilitadores». Y es que las atrocidades masivas han proliferado con casi total impunidad en «países como Yemen, Siria, Birmania o Sudán del Sur». Por si fuera poco, «se están desafiando a los mecanismos internacionales diseñados para prevenir los abusos más horrendos.

En cuanto al avance del populismo, Roth aconseja que la mejor manera para afrontarlos es defender las libertades y no subirse al carro del odio. La sociedad, la Prensa y los poderes estadounidenses han reaccionado a la agenda de Trump. Otro claro ejemplo fue la victoria de Emmanuel Macron, que en lugar de abrazar las consignas extremistas contra musulmanes e inmigrantes, se presentó como un líder con principios democráticos. Una apuesta que no se vio en Austria y Países Bajos. Roth también destaca la actuación de países pequeños como Islandia o Liechtenstéin, que no han sucumbido a los poderes económicos y se han unido con otros Estados para investigar a Arabia Saudí o Siria.

Arabia Saudí

El nombramiento de Mohamed Bin Salman en junio como nuevo príncipe heredero ha caracterizado el año 2017. En política doméstica, HRW destaca que las autoridades saudíes continuaron su lucha contra la libertad de expresión con los arrestos arbitrarios, juicios y sentencias de disidentes pacíficos; Decenas de activistas siguieron en prisión; las autoridades continuaron discriminando a mujeres y minorías religiosas. Lo único positivo fue la decisión real de que a partir de junio de 2018, las saudíes podrán volver a conducir. En el plano internacional, en Yemen ha cometido numerosas violaciones del Derecho Internacional. Riad lidera una coalición contra las fuerzas hutíes desde 2015 que ha cometido crímenes de guerra, pues ha bombardeado casas de civiles, mercados, hospitales, escuelas y mezquitas. HRW ha documentado asimismo ataques con bombas de racimo, prohibidas bajo los estándares occidentales.

Corea del Norte

HRW define el país como uno de los Estados autoritarios más represores del mundo. Kim Jong Un, en su sexto año en el poder, ha intensificado las medidas represivas; restringido los viajes domésticos y a China; y castigado a los norcoreanos que contactan con el exterior. El Gobierno genera obediencia a través del miedo ya sea con amenazas de ejecución, detenciones y/o trabajos forzosos. La comunidad internacional intenta presionar para que se tomen acciones por las atrocidades que descubrió la Comisión de Investigación de la ONU sobre Corea del Norte (crímenes contra la Humanidad, exterminio, asesinatos, esclavitud, tortura, reclusión, violaciones y otras formas de violencia sexual. En el informe subrayan que el Gobierno norcoreano restringe todas las libertades políticas y civiles básicas de sus ciudadanos: libertad de expresión, religión, pensamiento, asamblea y asociación.

Filipinas

La llegada de Duterte al poder preocupa sobremanera a los defensores de los derechos humanos. Su populismo ha calado en la población filipina, que ve cómo su «guerra contra las drogas» ya ha terminado con la vida de 12.000 personas. Cuando activistas o medios de comunicación critican sus acciones, Duterte y su Gobierno han optado por la técnica de negar «los hechos alternativos». En HRW destacan que la Administración ha aumentado su «guerra contra las drogas» para incluir críticos y opositores políticos como le ocurrió a la senadora Leila de Lima, detenida desde febrero pasado.

Birmania

El primer año completo del Gobierno civil elegido en las urnas ha estado marcado por la campaña de limpieza étnica contra los musulmanes rohingyas del norte. Más de 625.000 han huido a Bangladés para no ser víctimas de matanzas, violencia sexual, incendios provocados y otros abusos por parte de las Fuerzas de Seguridad. También recalcan que la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi no ha denunciado las atrocidades por no querer pagar el precio político de defender a una minoría musulmana poco popular en el país budista.

Rusia

La comunidad internacional critica a Rusia por sus injerencias en Ucrania y Siria, pero apenas levanta la voz por lo que ocurre dentro de las fronteras rusas. HRW expone que ante las elecciones de marzo «el Gobierno ha aumentado su mano dura contra la oposición política y las protestas pacíficas y dio pasos para sofocar las voces independientes online». En Chechenia, las autoridades locales llevaron a cabo una purga anti gays, torturando a decenas de ellos por su presunta homosexualidad.

Venezuela

En el informe, HRW asevera que ya no queda ninguna institución independiente que pueda vigilar las acciones del Poder Ejecutivo. «El Gobierno ha llenado las cortes con jueces sin independencia». Incluso destacan que Nicolás Maduro «ha reprimido el desacuerdo con mano dura en las protestas en las calles, encarcelando a los opositores, juzgando a civiles en tribunales militares». También ha quitado el poder al Parlamento de mayoría antichavista. La ONG recuerda que la falta de medicinas y comida hace que muchos venezolanos no puedan alimentar a sus familias ni tener acceso a la sanidad más básica. En respuesta, cientos de miles se están marchando del país.

Últimas noticias