MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
03:43
Actualizado

Ábalos espera que no haya ninguna "intervención" de Maduro en la Embajada española

El Gobierno español confía en que las autoridades venezolanas respeten la inviolabilidad de la residencia del embajador español en Caracas

  • El dirigente opositor venezolano Leopoldo López, en una imagen de archivo / Efe
    El dirigente opositor venezolano Leopoldo López, en una imagen de archivo / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

03 de mayo de 2019. 13:04h

Comentada
R.I.  2/5/2019

El ministro de Fomento en funciones y el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha confirmado hoy que el gobierno Español "no tiene ninguna intención" de entregar al líder opositor Leopoldo López a las autoridades venezolanas, que desde el pasado martes se encuentra en la embajada española en Caracas.

"La intención del Gobierno es que se siga manteniendo allí, por lo que esperamos también que se mantenga la seguridad de las instalaciones de la embajada y no se produzca ninguna intervención sobre la misma", ha resaltado Ábalos.

En una entrevista de un programa de TVE, recogida por Europa Press, Ábalos ha explicado que el Ejecutivo está "a la espera" de los acontecimientos, para después recalcar que su posición es llegar a una "vía pacífica" para resolver la crisis que sufre el pueblo venezolano y la instauración de un gobierno de transición para Venezuela.

"Lo que está claro es que el pueblo venezolano debe sufrir lo mínimo, por lo que queremos y pedimos que no haya costes en la vida de las personas", ha insistido el secretario de Organización que defiende que la vía pacífica para hacer unas elecciones "libres" en el país latino.

El Gobierno español ya afirmó ayer en un comunicado que no tiene intención de entregar al líder opositor venezolano Leopoldo López tras la orden de detención dictada por el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, y expresa su deseo de hallar una "solución a la mayor brevedad posible".

En un comunicado, el Ejecutivo de Madrid señala que "España no tiene intención" de entregar al dirigente de oposición venezolano, y añade que López, su esposa, Lilian Tintori, y su hija de 15 meses "se encuentran en la residencia del embajador de España en Caracas por voluntad propia".

España, añade la nota oficial, "confía en que las autoridades venezolanas respeten la inviolabilidad de la residencia del embajador español". El Gobierno español admite que la orden de detención dictada por el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela "se trata de un movimiento judicial esperado".

En un posterior comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación se informa de que el embajador de España en Venezuela, Jesús Silva Fernández, "se ha reunido hoy con el ministro venezolano de Asuntos Exteriores, Jorge Arreaza, con quien ha tenido ocasión de analizar la situación".

"El Gobierno de España -refiere la nota oficial de Exteriores- confía en que las relaciones bilaterales entre ambos países no se verán afectadas por esta situación. Su deseo es que se pueda encontrar una solución a la mayor brevedad posible, dejando constancia de que en ningún caso contempla la entrega de Leopoldo López a las autoridades venezolanas ni su desalojo de la residencia del embajador".

Añade que "el Gobierno de España mantiene los cauces de comunicación abiertos con todas las partes y reitera su voluntad de contribuir de forma constructiva a una solución democrática y pacífica de la crisis venezolana, apoyando también los esfuerzos del Grupo Internacional de Contacto".

Un tribunal venezolano ordenó este jueves capturar a López al considerar que burló el martes su arresto domiciliario.

A López, que apoyó el martes en las calles de Caracas un efímero levantamiento militar contra el Gobierno de Nicolás Maduro, se le revocó la medida de detención domiciliaria "por violarla flagrantemente", dice una nota de prensa difundida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La alta corte señala que el opositor, privado de libertad desde 2014 y sentenciado a casi 14 años, también violó "la medida referida a la condición relativa a pronunciamientos políticos por medios (de comunicación) convencionales y no convencionales, nacionales e internacionales".

El ministro español de Exteriores en funciones, Josep Borrell, había declarado hoy a Efe horas antes que López se encuentra como "huésped" en la residencia del embajador de España en Venezuela tras su arresto domiciliario y que "no está como asilado" hasta que se aclaren "los pasos a seguir".

"De acuerdo con la legislación española, las demandas de asilo se tienen que producir en territorio español, por lo tanto el señor López no está como asilado, está simplemente como un huésped de la embajada hasta que se aclaren cuáles son los pasos a seguir", dijo Borrell en Ammán, donde se encuentra de visita.

Precisó que López "no ha formulado una demanda de asilo, que además para formularla tendría que efectuarla desde el territorio español de acuerdo con nuestra legislación".

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs