América

Guerra en Europa

Estados Unidos lanza «el último paquete de armas y equipos del año» para Ucrania

La Administración Biden agota el envío de ayudas adicionales a Kyiv con un último lote por valor de 250 millones de dólares a la espera de la reacción del Congreso

President Joe Biden exits Air Force One upon arrival at Henry E. Rohlsen Airport, in St. Croix, U.S. Virgin Islands, Wednesday, Dec. 27, 2023. Biden is spending the New Year in St. Croix with family. (AP Photo/Stephanie Scarbrough)
BidenASSOCIATED PRESSAgencia AP

La Administración Biden ha anunciado este miércoles el envío del «último paquete de armas y equipos del año» a Kyiv en base a la autorización en vigor, que expira a finales de 2023. «Este paquete proporciona hasta 250 millones de dólares en armas y equipos en virtud de reducciones previamente dirigidas a Ucrania», recoge el comunicado emitido por el Departamento de Estado, que presume de que la asistencia estadounidense «ha sido fundamental para apoyar a nuestros socios ucranianos en la defensa de su país y su libertad frente a la agresión rusa».

«Las capacidades proporcionadas en el paquete de hoy incluyen municiones de defensa aérea, otros componentes de sistemas de defensa aérea, municiones adicionales para sistemas de cohetes de artillería de alta movilidad, municiones de artillería de 155 mm y 105 mm, municiones antiblindaje y más de 15 millones de cartuchos», detalla la nota. Cualquier ayuda será bien recibida en Kyiv, cuyo Ejército sufre desde hace semanas una escasez de suministro que debilita sus posiciones en la línea del frente ante el empuje de las tropas rusas.

«Una coalición de más de 50 países sigue prestando un apoyo fundamental a las fuerzas ucranianas», subraya asimismo el comunicado, que lanza una advertencia a los congresistas republicanos para que permitan el envío de asistencia adicional a Kyiv: «Es imperativo que el Congreso actúe con rapidez, lo antes posible, para promover nuestros intereses de seguridad nacional ayudando a Ucrania a defenderse y asegurar su futuro».

Hace una semana, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dejó claro que la próxima reducción de la ayuda militar estadounidense sería la última disponible, dejando «sin más autoridad de reabastecimiento». «Vamos a necesitar que el Congreso actúe sin demora», reconoció Kirby.

El presidente Joe Biden ha hecho del respaldo a Ucrania una de sus prioridades. Sin embargo, los republicanos en el Congreso condicionan la renovación de los permisos para enviar nuevos paquetes de asistencia al Gobierno de Volodimir Zelenski a la adopción de medidas más contundentes para hacer frente a la crisis migratoria en la frontera sur con México. Los demócratas intentaron presionar a los republicanos en el Senado, donde tienen una estrecha mayoría, para llegar a un acuerdo de última hora. En vano. Ante los escasos avances los dos partidos se separaron por las vacaciones de fin de año.

El Congreso volverá a reunirse el próximo 8 de enero. No obstante, se prevé difícil que ambos partidos alcancen en el Senado un acuerdo sobre inmigración, uno de los quebraderos de cabeza para la Administración Biden. Incluso entonces, tendría que dar luz verde a ese eventual acuerdo la Cámara de Representantes, donde un Partido Republicano controlado por el trumpismo mantiene la mayoría.