Internacional

Suecia suspende las fiestas de fin de año y volverá a exigir una PCR a lo turistas

El país nórdico, con una tasa de contagios aún inferior al resto de Europa, recomienda teletrabajar y reducir la vida social para frenar a ómicron

La ministra de sanidad sueca, Lena Hallengren
La ministra de sanidad sueca, Lena Hallengren FOTO: TT NEWS AGENCY via REUTERS

Suecia sigue los pasos de su vecina Dinamarca, que el pasado viernes anunció el cierre de la vida cultural y de ocio para hacer frente a la rápida extensión de la variante ómicron de coronavirus. Las autoridades sanitarias suecas no llegan tan lejos, pero sí recuperan algunas de las restricciones levantadas el pasado septiembre. Actualmente su incidencia de contagios es de las más bajas de Europa -329 casos por 100.000 habitantes en 14 días, frente a los 2.036 de Dinamarca-.

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, no se ha andado hoy por las ramas y ha pedido a la población un “comportamiento responsable” para evitar un aumento del sistema sanitario. “La situación es preocupante. La propagación de la infección está aumentando rápidamente y estamos viendo una carga cada vez mayor para la atención médica. La propagación de la nueva variante del virus ómicron es preocupante“, reconoció.

“Quiero dirigirme al pueblo sueco ahora: debemos asumir la responsabilidad conjunta y adaptarnos a la nueva realidad en este momento”, aseguró Andersson al anunciar la puesta en marcha de nuevas medidas para “ganar tiempo”.

El Gobierno sueco recomienda teletrabajar a todos aquellos que puedan hacerlo. Pero los planes para extender el certificado covid a lugares como restaurantes y transporte público de larga distancia se han suspendido, y Andersson dijo que el esquema podría extenderse después de que más personas hayan tenido la oportunidad de recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus. Desde el 1 de diciembre, se exige el certificado para eventos de más de cien personas.

A partir de este jueves, los restaurantes deberán volver al servicio de mesa únicamente, con un metro entre grupos de personas. “Eso significa que, lamentablemente, no habrá fiestas en los clubes nocturnos en la víspera de Año Nuevo”, dijo Andersson. Mientras, los centros comerciales y los centros culturales y de ocio también deberán introducir medidas para limitar el hacinamiento.

Los eventos públicos con más de 20 asistentes deben tener asientos asignados, independientemente de si usan o no pases de vacunas para la admisión. Si los organizadores del evento no usan pases de vacunas, los grupos deben mantener una distancia entre sí y estar limitados a ocho personas. Los eventos públicos de más de 500 personas deben adoptar todas estas medidas, incluyendo pases de vacunas así como límites a grupos de personas, etcétera.

La Agencia de Salud Pública (FHM) también ha aconsejado al Gobierno socialdemócrata que introduzca las siguientes medidas: un máximo de 50 personas en eventos privados celebrados en lugares alquilados, solo pasajeros sentados en el transporte público de larga distancia, y exigir a los turistas extranjeros vacunados y no vacunados mayores de 12 años mostrar un PCR que no tenga más de 48 horas cuando viajen a Suecia.

Las dos primeras medidas solo pueden entrar en vigencia el 24 de diciembre debido a procesos legales. Andersson dijo que la tercera solicitud se manejaría “rápidamente”, pero no dijo cuándo entrarían en vigor las nuevas restricciones de viaje.

Andersson y la ministra de Sanidad, Lena Hallengren, aclararon que el requisito de la prueba se aplicaría solo a los turistas, no a los ciudadanos extranjeros que viven en Suecia, pero enfatizaron que una recomendación adicional para hacerse la prueba después de llegar a Suecia se aplica a todos.

Al señalar que Suecia todavía estaba viendo niveles relativamente bajos de covid-19, la directora de la Agencia de Salud Pública, Karin Tegmark Wisell, reveló que la presión sobre la atención médica de Suecia había aumentado como resultado del nuevo coronavirus junto con otros virus y la gripe estacional.

“Seguimos viendo una expansión considerable en Europa y nuestros países vecinos. Tenemos niveles más bajos en Suecia, pero en las últimas semanas también hemos visto un rápido aumento en la tasa de propagación, aseguró Wisell, y agregó que se esperaba que aumentara el número de nuevos casos y que la situación era “ominosa”.

Un 1,5 millones de suecos sin vacunar

La mayoría de las medidas se anunciaron sin una fecha de finalización, pero Hallengren aseguró a los periodistas que no deseaban mantenerlas “más de lo necesario”.

La directora de la FHM también señaló que casi 1,5 millones de suecos aún no estaban vacunados. El país de 10,3 millones de personas sigue teniendo algunos de los niveles más bajos de casos nuevos en Europa, según la OMS, pero ha visto un aumento del 37% en la tasa de incidencia de 14 días, en comparación con el período anterior.