Internacional

La nueva vida del “Monstruo del Mar Caspio” tras ser levantado de su tumba

Un híbrido de avión y barco y uno de los vehículos más llamativos del Ejército de Rusia

Más de un año en la costa occidental del mar Caspio detenido, varado, sin nadie que lo mueva, llegaron a su fin. El “Ekranoplano clase Lun” es uno de los vehículos militares más llamativos, un híbrido entre avión y barco que fue usado por la Unión Soviética en la Guerra Fría. Su destino fue la ciudad de Derbent, en Rusia.

En julio de 2020, fue desencallado por una flotilla de tres remolcadores y dos buques de escolta, después de estar atascado en la costa oeste del mar Caspio durante más de tres décadas. Este vehículo de 380 toneladas, condenado a oxidarse en la base naval de Kaspiysk, encontró su nueva vida.

Aunque la Organización Marítima Internacional lo considera barco, se trataba de un híbrido que navega sobre el agua sin tocarla, a una altura de entre uno y cinco metros. Rusia decidió rescatarlo para convertirlo en una atracción turística, y se convertirá en el gran protagonista del Patriot Park, un museo militar y parque temático que se construirá en Derbent para exhibir equipo militar soviético y ruso.

El ekranoplano es una embarcación que viajaba sobre un colchón de aire por encima de la superficie del agua diseñado y desarrollado por la Unión Soviética en la década de 1960 y utilizado por la marina como vehículo de transporte aerodeslizador en los años 80 y 90.

Cuando el avión vuela separado del suelo, las capas de aire pasan a través de las alas y, debido al perfil de las mismas, las capas que pasan por encima se comprimen, mientras que las que lo hacen por abajo se expanden.

El 31 de julio de 2020, fue remolcado desde su base de Derbent, realizando su último viaje como miembro del Ministerio de Defensa. Sus últimas 14 horas -la duración del vuelo- en las que navegaron por unos 100 kilómetros en la parte occidente del Caspio.