Internacional

La ONU da la espalda a Rusia: embajadores se marchan durante la intervención de Lavrov en el Consejo de Derechos Humanos

Varios diplomáticos abandonaron la sala mientras hablaba el ministro de Exteriores de Putin

Embajadores y diplomáticas salen de la sala donde se celebraba el Consejo de Derechos Humanos y en la Conferencia de Desarme durante la intervención del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov
Embajadores y diplomáticas salen de la sala donde se celebraba el Consejo de Derechos Humanos y en la Conferencia de Desarme durante la intervención del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov FOTO: Salvatore Di Nolfi AP

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha aumentado drásticamente este martes las necesidades humanitarias de Ucrania después de la invasión rusa al país. Tras la escalada de violencia, la organización reclama 1.700 millones de dólares según una petición que incluye a las agencias de la ONU y organizaciones aliadas.

Asimismo, los diplomáticos de la ONU también han comenzado a dar la espalda al gigante ruso después de que en la madrugada del pasado jueves, las milicias rusas comenzaran su agresión a Ucrania, aprobada por el presidente ruso, Vladimir Putin, y la Duma rusa (aunque muchos se están arrepintiendo de dar el visto bueno a esta medida). El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se dirigió a través de un mensaje de vídeo grabado a los demás representantes en el Consejo de Derechos Humanos y en la Conferencia de Desarme. El ministro tenía intención de viajar a Ginebra para acudir a la reunión, pero finalmente tuvo que dirigirse a ambos foros por videoconferencia, debido a las restricciones impuestas por buena parte de Europa a los vuelos procedentes de Rusia, como parte de las sanciones contra Moscú.

Pero durante su mensaje, varios diplomáticos decidieron abandonar la sala, en protesta por los acontecimientos recientes en Ucrania. Numerosas delegaciones de países occidentales boicotearon la intervención del ministro de Putin y le dieron la espalda, sin querer escuchar su mensaje.

Las autoridades de Rusia han detenido desde el inicio de la invasión a Ucrania, el 24 de febrero, a 6.400 manifestantes pacíficos que protestaban contra la guerra en ciudades rusas, denunció hoy la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos. Mientras tanto, la organización ha cifrado este lunes en cerca de 520.000 los refugiados que ha dejado hasta ahora el conflicto en Ucrania, el éxodo “más grande dentro de Europa” desde la guerra de los Balcanes, y ha alertado de que este número se podría incrementar en los próximos días.

Por su parte, Rusia insistió en que la existencia de armas nucleares de Estados Unidos en Europa es inadmisible y volvió a exigir garantías de seguridad a la OTAN. “Ya es hora de que las armas nucleares estadounidenses se lleven a casa y la infraestructura asociada en Europa se desmantele por completo”, señaló Lavrov, quien sostuvo que la OTAN da pasos peligrosos con el reforzamiento de su capacidad militar cerca de la frontera con Rusia, mientras la acusó de violar con estas acciones “el principio de una seguridad indivisible” con el único fin de disuadir a su país.

Lavrov también acusó al gobierno de Volodímir Zelensky de haber entrado en “juegos peligrosos y en planes de adquirir sus propias armas nucleares” con tecnologías que supuestamente quedan del periodo en que este país formaba parte de la Unión Soviética e insiste en que el objetivo de Rusia con la “operación especial” iniciada en Ucrania el pasado 24 de febrero es “desmilitarizar y desnazificar a Ucrania”.