Internacional

Mayoría absoluta en la ONU para condenar la invasión rusa en Ucrania

141 de los 193 países miembro de las Naciones Unidas aprobaron una resolución en condena contra la agresión de Rusia

La resolución, que no tiene carácter vinculante pero refleja la opinión de las naciones, mostró el consenso de la gran mayoría de los estados miembro de las Naciones Unidas
La resolución, que no tiene carácter vinculante pero refleja la opinión de las naciones, mostró el consenso de la gran mayoría de los estados miembro de las Naciones Unidas FOTO: Isabel Saco EFE

Con el apoyo de 141 de los 193 países miembro de las Naciones Unidas, la Asamblea General de la ONU aprobó este miércoles una resolución de condena contra la invasión rusa en Ucrania durante una sesión extraordinaria de emergencia.

La resolución, que no tiene carácter vinculante pero refleja la opinión de las naciones, mostró el consenso de la gran mayoría de los estados miembro de las Naciones Unidas en torno a la creciente crisis de Ucrania, salvo la excepción de Rusia, Bielorrusia, Siria, Corea del Norte y Eritrea, que votaron en contra, así como otras 35 abstenciones lideradas por China entre las que se incluyeron cuatro países de América Latina: Cuba, Bolivia, El Salvador y Nicaragua.

El texto de la resolución, ratificado por la mayoría de la Asamblea, deploraba la agresión rusa contra Ucrania y exigía a Rusia el fin de la acción militar en su país vecino, así como la retirada “inmediata” de sus tropas  “sin condiciones”.

Tras escuchar un total de 120 discursos, la Asamblea General de la ONU llevó a cabo la votación en contra de la ofensiva de Rusia en Ucrania, después de una semana consecutiva de ataques ininterrumpidos registrados por todo el país.

Una resolución parecida fue vetada por Rusia hace unos días en el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas. La propuesta obtuvo 11 votos a favor, uno en contra (Rusia) y tres abstenciones (China, India y los Emiratos Árabes Unidos), aislando al Kremlin pero imposibilitando cualquier tipo de actuación del organismo internacional en su contra.

En respuesta a ese bloqueo, Occidente unió fuerzas contra el presidente ruso, Vladimir Putin, en la Asamblea General de la ONU, donde no existe la posibilidad del veto pero sí la de denunciar ante el mundo las intervenciones militares rusas en Ucrania y presionar para adoptar una resolución similar, añadiendo una condena por “la decisión de la Federación Rusa de incrementar el nivel de preparación de sus fuerzas nucleares”.

La Asamblea General de la ONU envió este miércoles “un mensaje alto y claro: detengan las hostilidades en Ucrania ahora, silencien las armas ahora, abran la puerta al diálogo y diplomacia ahora”, declaró António Guterres, el secretario general de las Naciones Unidas.

“Hoy el mundo ha hablado con una voz clara y unida contra una guerra injustificada e inadmisible”, añadió Linda Thomas-Greenfield, la representante de Estados Unidos ante la ONU. “Hemos demostrado que Rusia está aislada y sola, y que el coste seguirá subiendo hasta que Rusia ceda”, añadió la estadounidense, en la misma línea que el presidente Joe Biden durante su discurso sobre el estado de la Unión la noche anterior.

Rusia ha elegido la agresión. El mundo ha elegido la paz”, afirmó Olof Skoog, el embajador de la Unión Europea ante las Naciones Unidas, calificando el voto de la Asamblea General de la ONU de “histórico” y señalando que “el gobierno ruso está cada vez más solo”.

Rusia, por su parte, culpa a Estados Unidos y a Occidente de la crisis de Ucrania por seguir ampliando la OTAN hacia la frontera rusa, así como por entregar armas modernas a Kiev ignorando lo que consideran son las preocupaciones de seguridad propias de Moscú.

El borrador de la resolución “carece de equilibro” y no aborda las preocupaciones de ambas partes ni la responsabilidad de quienes tomaron agresiones agresivas que precipitaron la escalada de este conflicto”, justificó Pedro Luis Cuesta, el representante de Cuba ante la ONU.

“Desafiando la razonable y justa demanda de Rusia de garantías legales de seguridad”, señaló Kim Song, el embajador de Corea del Norte que votó en contra de la resolución, “han socavado sistemáticamente el entorno de seguridad de Europa al volverse más descarados en sus intentos de desplegar sistemas de armas de ataque mientras buscan la expansión de la OTAN hacia el Este”, agregó.

El resultado de la votación, ratificado por un total de 141 países, fue celebrado en el pleno de la Asamblea de la ONU por una gran ovación y aplausos de los presentes en pie.