Internacional

¿Por qué el gran convoy militar ruso de 64 kilómetros está parado cerca de Kiev?

La ofensiva del Kremlin sufre graves problemas logísticos desde hace varios días mientras los ucranianos se fortalecen

El kilométrico convoy militar ruso detenido cerca de Kiev
El kilométrico convoy militar ruso detenido cerca de Kiev FOTO: EFE La Razón

Los satélites británicos y de EE UU captaron recientemente que el enorme convoy ruso de 64 kilómetros de longitud localizado en una carretera al norte de la capital de Ucrania, y el cual se dirigía a Kiev, hace días que no se mueve según recoge la BBC. La columna incluye vehículos blindados, tanques y artillería remolcada.

En un principio se pensó que el convoy, que siempre es una operación militar arriesgada por su dificultad de protección, era parte de una ofensiva relámpago contra la capital ucraniana. Sin embargo, lo llamativo es que el convoy a la práctica se mueve muy poco.

“En una actualización de inteligencia este jueves por la mañana, el Ministerio de Defensa de Reino Unido indicó que la columna ha hecho pocos progresos perceptibles en más de tres días y se mantiene a más de 30 kilómetros de Kiev”, afirmó el medio.

Según los analistas británicos, se han producido tres causas que explican la quiebra del operativo ruso: por una parte, habrían aparecido problemas logísticos, que se suman a averías mecánicas y problemas de atasco. “Se dice que hay escasez de alimentos y combustible, y hay informes que señalan que también pueden ser un problema los neumáticos de mala calidad y el mal mantenimiento”, apuntan.

El general Richard Barrons, antiguo comandante de las fuerzas conjuntas británicas, habla de “fallo logístico” a la hora de suministrar combustible, comida, recambios y neumáticos. Asimismo, también se han detectado comunicaciones en redes abiertas, que también estarían motivadas porque fallan otros sistemas más reservados.

Por su parte, el Pentágono señaló también otro factor que dificulta el avance del convoy, que sería la resistencia ucraniana, superior a la esperada. Eso afectaría a la moral de la tropa, según este análisis. Un oficial de defensa norteamericano explicó el pasado martes que hay indicios de problemas de moral en el Ejército ruso, “que utiliza a un gran número de soldados reclutas. No todos eran... ni siquiera conscientes de que serían enviados a una operación de combate”, dijo el oficial, aludiendo a que cuando salieron de casa iban a unas maniobras.

Según Barrons, Ucrania no tiene capacidad aérea para destruir un convoy de este tamaño tan grande. Dispone sólo de una pequeña capacidad aérea y sobre todo del uso de drones de fabricación turca, con los que ataca los objetivos móviles rusos.

“Han sido buenos atacando el convoy por delante y los lados”, recalcó, pero cualquier daño que intentaran causar desde vía aérea sería demasiado localizado. Algunos analistas sugerieron que la OTAN tendría que considerar la destrucción del convoy, pero eso sería una escalada importante que pondría en riesgo una guerra entre dos potencias nucleares.

Tanques rusos parados “sin gasolina ni comida”

La cuenta de Twitter de Liveuamap, una web de noticias sobre la guerra de Ucrania basada en un mapa interactivo, compartió el pasado fin de semana un vídeo en el que se observa la situación de varios tanques rusos parados en las carreteras ucranianas “sin gasolina ni comida”, según indica el propio medio.

El autor del vídeo, ucraniano, pregunta a los militares rusos si se han quedado sin gasolina y si necesitan que los remolque a Rusia, en tono jocoso. Los militares rusos se ríen, a lo que él responde que “Kiev está bien, muchos de vuestros hombres se han rendido”. Posteriormente, sigue conduciendo y se encuentra con otro tanque parado en la carretera.