Internacional

El antes y el después de Mariupol tras los constantes bombardeos de las tropas rusas

Al menos tres personas, dos de ellas menores, han muerto y diecisiete resultaron heridas tras un ataque a un hospital del país, mientras la ciudad ha quedado destrozada

La ciudad de Mariúpol ha quedado destrozada por los continuos bombardeos de las tropas rusas a la ciudad
La ciudad de Mariúpol ha quedado destrozada por los continuos bombardeos de las tropas rusas a la ciudad FOTO: La Razón (Custom Credit)

Al menos tres personas, dos de ellas menores, han muerto y diecisiete resultaron heridas en el bombardeo ruso ocurrido este miércoles contra un hospital infantil de la ciudad ucraniana de Mariúpol, en el suroeste del país, informaron hoy las autoridades municipales.

“Hasta la fecha se sabe que después del atentado terrorista del hospital infantil en Mariúpol por aviones rusos, unas diecisiete personas (entre niños, mujeres y personal sanitario) resultaron heridas”, según los datos del ayuntamiento que recoge la agencia Interfax-Ukraine.

La vice primera ministra de Ucrania, Irina Vershchuk, ha solicitado este jueves la ayuda de la comunidad internacional para la ciudad de Mariúpol, cercada desde hace días por las fuerzas rusas, resaltando que "hay un desastre humanitario" en la localidad.
La vice primera ministra de Ucrania, Irina Vershchuk, ha solicitado este jueves la ayuda de la comunidad internacional para la ciudad de Mariúpol, cercada desde hace días por las fuerzas rusas, resaltando que "hay un desastre humanitario" en la localidad. AP

“Los principales esfuerzos se centran en evitar que el enemigo avance en dirección sureste”, aseguró el Ministerio de Defensa en su parte de guerra, en el que indicó que también prosigue la “defensa circular” de la ciudad de Mariupol, más cercana a la costa del Mar de Azov.

En Mariupol, que lleva siendo objeto desde hace diez días del asedio de las tropas rusas, apoyadas por fuertes bombardeos, han muerto ya 1.207 civiles desde que comenzó la invasión, según informó su alcalde, Vadym Boychenko.

Al cumplirse quince días desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania, las fuerzas ucranianas continúan resistiendo la ofensiva desde distintas direcciones mientras varios miles de civiles han podido ser evacuados de otras ciudades, especialmente en el norte, gracias a los corredores humanitarios pactados entre las partes.
Al cumplirse quince días desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania, las fuerzas ucranianas continúan resistiendo la ofensiva desde distintas direcciones mientras varios miles de civiles han podido ser evacuados de otras ciudades, especialmente en el norte, gracias a los corredores humanitarios pactados entre las partes. AP

Mariúpol está considerada una conquista clave para los intereses militares de Rusia, en la medida en que le permitiría avanzar en sus esfuerzos de unir las zonas rebeldes del este de Ucrania con la península de Crimea.

En los últimos días, ha habido varios intentos de establecer corredores humanitarios, pero no han estado exentos de contratiempos. El ministro de Exteriores ucraniano ha señalado que entre 300.000 y 400.000 personas seguirían siendo “rehenes” de las fuerzas rusas y sus aliados, ya sin suministros básicos ni comunicaciones.

La ciudad ucraniana de Mariúpol, el principal puerto ucraniano a orilla del mar de Azov, se ha convertido en los últimos días en objetivo de un asedio que mantiene a la población aislada y sin apenas suministros básicos. Los pocos testimonios que llegan de la zona dan cuenta de un desastre humanitario de primer orden.
La ciudad ucraniana de Mariúpol, el principal puerto ucraniano a orilla del mar de Azov, se ha convertido en los últimos días en objetivo de un asedio que mantiene a la población aislada y sin apenas suministros básicos. Los pocos testimonios que llegan de la zona dan cuenta de un desastre humanitario de primer orden. AP

El presidente, Volodimir Zelenski, denunció esta semana la muerte por deshidratación de un niño, “quizás por primera vez desde la invasión nazi”. “Escuchadme, queridos aliados. Un niño ha muerto deshidratado. ¡En 2022!, afirmó el mandatario en sus redes sociales.