Internacional

Familias rusas desesperadas recurren a una línea telefónica ucraniana en busca de soldados perdidos

En las grabaciones compartidas exclusivamente con la CNN reina la desesperación y la incertidumbre entre los familiares que llaman

Soldados rusos desfilan por la Plaza Roja de Moscú, en una imagen de archivo
Soldados rusos desfilan por la Plaza Roja de Moscú, en una imagen de archivo

“Hola línea directa, ¿es este el lugar donde puedes averiguar si una persona está viva?”. Estos son algunos de los extractos de grabaciones de audio realizadas en una línea directa administrada por el gobierno ucraniano. Madres y padres, esposas, hermanos y otros están comprometidos en una búsqueda desesperada de sus seres queridos mientras la guerra de Rusia con Ucrania desatada por Vladimir Putin sigue desarrollándose aparentemente sin fin.

En las grabaciones compartidas exclusivamente con la CNN por los funcionarios ucranianos que operan la línea directa, la desesperación y la incertidumbre en las voces de las personas que llaman arrojan luz sobre cuán estrictamente Moscú está controlando las comunicaciones sobre la guerra.

Las grabaciones indican que muchos soldados rusos parecían que no sabían realmente cuáles eran sus misiones o por qué estaban siendo desplegados, y refuerzan los informes de que a los soldados rusos se les negó la comunicación con sus familias. Una esposa, entre lágrimas, llama con una pregunta desesperada sobre su esposo:

OPERADOR
¿Cuándo fue la última vez que te contactó?
LLAMADA, ESPOSA DE UN SOLDADO RUSO
El 23 de febrero cuando cruzó la frontera.
OPERADOR
¿Te dijo adónde iba?
LLAMADA
Dijo hacia Kiev.
OPERADOR
¿Dijo por qué?
LLAMADA
No dijo nada más, no.

Han aparecido vídeos en las redes desde que comenzara la invasión el pasado 24 de febrero que muestran a civiles y soldados ucranianos que permiten a los soldados rusos llamar a casa y hablar con sus padres. La línea directa, llamada “Regrese vivo de Ucrania, fue establecida por el Ministerio del Interior ucraniano, que ha reconocido que la iniciativa es tanto una herramienta humanitaria como de propaganda.

Kristina, un seudónimo de la mujer encargada de administrar la línea directa, le pidió a CNN que no revelara su identidad por razones de seguridad. Es psicóloga de formación. Desde un lugar no revelado en la capital de Ucrania, Kiev, explicó los motivos de la línea telefónica.

“En primer lugar, ayudaremos [a los soldados rusos] a encontrar a sus familiares que fueron engañados y sin saber a dónde ni por qué iban y se encontraron en nuestro país. Y en segundo lugar, ayudaremos a detener la guerra en general”, le contó a la CNN.

Desde que se produjera la invasión rusa, la línea directa ha estado sonando sin parar, aseguró Kristina. Ha recibido más de 6.000 llamadas desde el 24 de febrero. Las llamadas provienen de lugares tan distantes como Vladivostok en el extremo este de Rusia y Rostov, cerca de la frontera con Ucrania. Los registros también muestran que algunas de las llamadas se produjeron fuera de Rusia, procedentes de toda Europa e incluso de lugares tan lejanos como Estados Unidos.

La CNN habló con tres personas que llamaron desde Estados Unidos para confirmar que efectivamente habían realizado la llamada a la línea directa y ver si habían recibido alguna información del Ministerio del Interior de Ucrania sobre sus seres queridos.

Marat, que vive en Virginia y la CNN no revela su nombre completo para proteger su privacidad, explicó que encontró una foto de la tarjeta de identificación de su primo en un canal de Telegram conectado con el gobierno ucraniano llamado “Find Your Missing” o “Ishi Svouik” en ruso. El canal se dedica a publicar información sobre rusos capturados, heridos o muertos que luchan en Ucrania. También fotos de pasaportes, nombres, placas de identificación e información de unidades militares.

La familia de Marat en la ciudad rusa de Ufa ha pedido una línea directa para su hijo, por temor a que pueda provocar represalias por parte de las autoridades rusas. “Todos en Rusia están tan asustados que la familia trata de no contactar a nadie. Todos tienen miedo de hablar y todos tienen miedo de ver a las fuerzas del orden vigilándolos”, comentó Marat.

Un alto funcionario del gobierno ucraniano le dijo a CNN que la línea directa había conectado a decenas de familias rusas con soldados rusos en Ucrania. “Los invitamos a venir a Ucrania para conocer a sus hijos, pero hasta ahora nadie se ha decidido (a hacerlo)”.

La mayoría de las que trabajaban en la línea telefónica dijeron que sus hijos o esposos las habían enviado a entrenamiento de reserva o formación militar, y que muchas habían perdido el contacto con sus familias poco antes de que Rusia invadiera Ucrania, según funcionarios que trabajan en la línea directa.

En otra publicación compartida con la CNN, una esposa deprimida llora:

LLAMADA
Hola. ¿Es aquí donde averiguo si la persona está viva?
OPERADOR
Sí, puede enviar información a una sola persona.
LLAMADA
(Con lágrimas en los ojos, la esposa murmuró su nombre y fecha de nacimiento).
OPERADOR
¿Cuándo perdiste el contacto con él?
¿Qué dijiste hace mucho tiempo? ¿Fue hace un mes, dos meses?
LLAMADA
Más de dos meses.
LLAMADA
(Tras el intercambio de la línea directa y la información personal, la esposa continúa):
¿Eres de Ucrania?
OPERADOR
Sí, soy de Ucrania.
LLAMADA
¡Perdóname! Esto no es culpa nuestra… Tengo miedo. Ellos no eligieron esto.

“Su disculpa me conmovió. No dejaba de decir: ‘Disculpen, no queremos atacarlos. Esta no es nuestra guerra, no queremos hacer esto’”, afirmó Christina.

La guerra llega por su día dieciocho. Los bombardeos no cesan y varios civiles han muerto ya desde el comienzo de la invasión rusa en la madrugada del 24 de febrero.