Internacional

La mafia china aprovecha la guerra en Ucrania para traficar con bebés

Dos hombres chinos fueron arrestados por intentar vender niños ucranianos en Rumanía

Los niños componen un alto porcentaje de afectados en este conflicto iniciado por el presidente ruso, Vladimir Putin
Los niños componen un alto porcentaje de afectados en este conflicto iniciado por el presidente ruso, Vladimir Putin FOTO: Servicio Estatal de Guardia de Fronteras de Ucrania

La Organización de Naciones Unidas confirmó que al menos 726 civiles han muerto desde que comenzara la invasión de Rusia y Ucrania, entre los que se encuentran 104 mujeres y 52 niños, mientras que en balance de heridos, se han contabilizado 77 mujeres y 63 menores de edad.

Los niños componen un alto porcentaje de afectados en este conflicto iniciado por el presidente ruso, Vladimir Putin. Además, varios bombardeos contra hospitales maternidad y guarderías han tenido lugar en estos veinte días, en los que bebés y niños tristemente fallecieron. La Oficina teme que ataques en otras zonas aún no hayan podido ser verificados.

Al margen de ello, cada segundo que pasa un niño se convierte en refugiado, así como a cada minuto, 55 niños huyen del país, según UNICEF. Pero algunos, tristemente, abandonan el país tras ser secuestrados por mafias y personas que buscan sacar provecho de la situación.

Dos ciudadanos chinos fueron arrestados por supuestamente intentar traficar con bebés indocumentados de Ucrania a Rumania, según informó el Servicio Estatal de Guardia Fronteriza ucraniano.

El pasado lunes, las autoridades informaron que los sospechosos fueron detenidos en la frontera entre ambos países, en el punto de cruce de Porubne en el óblast de Chernivtsi. Los guardias fronterizos descubrieron que los extranjeros no tenían ningún documento de identificación de los menores, y constataron que “poco antes de este (incidente), ambos chinos habían llegado al territorio del país sin hijos”.

“En el puesto de control de Porubne en el óblast de Chernivtsi, los guardias fronterizos detuvieron un intento de los extranjeros de sacar a los bebés. Dos ciudadanos chinos intentaron cruzar de Ucrania a Rumania a pie”, explicó el Servicio Estatal de Guardia de Fronteras de Ucrania en su cuenta oficial de Twitter.

China es un país que desde el inicio del conflicto se ha mostrado “imparcial”, desmintiendo cualquier información que le vincule con ayudas a Rusia y rezando por un “alto al fuego” a la guerra y que ambos países pongan fin a la crisis. Los ciudadanos, que según las autoridades procedían de China, no pudieron dar una explicación sobre el origen de los niños, y el suceso continúa siendo investigando.