Internacional

Johnson compara la resistencia de los ucranianos con el Brexit

Aluvión de críticas contra el «premier» británico, que había logrado alejarse del «Partygate» tras estallar la guerra de Putin

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante un acto del Partido Conservador en Aberdeen
El primer ministro británico, Boris Johnson, durante un acto del Partido Conservador en Aberdeen FOTO: ROBERT PERRY EFE

Boris Johnson había logrado repuntar su carrera política, completamente hundida con el escándalo del Partygate, con la respuesta que estaba dando a la guerra de Ucrania. Pero su verborrea populista, de nuevo, ha echado todo a perder. Él solo se ha metido en el fango con unos desafortunados comentarios al comparar la heroica resistencia que están mostrando los ucranios frente a la invasión rusa con el Brexit. “Sé que el instinto de los ciudadanos del Reino Unido, como el del pueblo de Ucrania, es escoger siempre la libertad”, matizó durante la conferencia de primavera del Partido Conservador. “Cuando los británicos votaron mayoritariamente a favor del Brexit, no creo que respondiera ni remotamente a una hostilidad hacia los extranjeros. Era porque querían ser libres para hacer las cosas de un modo diferente y poder controlar su propio país”, matizó.

Como rockstar de la causa euroescéptica, Johnson nunca ha desaprovechado la ocasión de recordar el divorcio europeo en múltiples ocasiones. Pero el hecho de forzar un símil entre la salida de la UE y el peor conflicto que vive Europa desde la II Guerra Mundial causó verdadera indignación. Más aún cuando el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha pedido la integración de su país al club comunitario.

Entre los asistentes en el auditorio estaba el embajador de Ucrania ante el Reino Unido, Vadym Prystaiko, quien no sabía dónde meterse ante una afirmación que causó un aluvión de críticas, ya no solo dentro de sus propias filas, sino también a nivel internacional. “Comparar la lucha del pueblo ucranio contra la tiranía de Vladimir Putin con el referéndum del Brexit daña el nivel de alta política de Estado que estábamos comenzando a mostrar. Si queremos derrotar a Putin, necesitamos liderazgo internacional y unidad”, reprochaba al primer ministro Tobias Ellwood, diputado conservador y presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de los Comunes.

Por su parte, el líder de los liberaldemócratas, Ed Davey, consideró que Johnson es “una vergüenza nacional” y que “comparar un referendo con mujeres y niños huyendo de las bombas de Putin es un insulto a todos los ucranianos”. Para el líder del Partido Nacionalista Escocés en Westminster, Ian Blackford, los comentarios de Johnson “comparando la situación de vida o muerte en Ucrania con el Brextil es de mal gusto y muestra lo peligrosamente obsesionados que están los tories con el Brexit”.

El ex presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, opinó que las palabras del primer ministro británico “ofenden a los ucranianos, a los británicos y al sentido común” y recordó que tanto Putin como Donald Trump mostraron “gran entusiasmo con el referéndum”.

Los desafortunados comentarios tienen lugar en la antesala de la cumbre extraordinaria de este jueves de la OTAN y un Consejo Europeo dedicado a tratar la crisis de Ucrania. En un principio, Johnson tiene pensado acudir a la primera cita. Pero ya hay voces que se replantean la invitación. “Despreciable. Cualquier idea respecto a invitar a este hombre a la reunión debe ser metida de inmediato en un cajón”, escribía en Twitter el ex primer ministro de Suecia, Carl Bildt.