Internacional

Beckham cede su Instagram a una médico ucraniana para mostrar el horror: “Trabajamos bajo las bombas”

La doctora Iryna, directora de un centro perinatal en Járkov, relata su día a día : “Mis jornadas ahora son de 24/7. Estoy todo el día”

Las redes sociales se han convertido en un arma más de la guerra en Ucrania. Unos las utilizan para la desinformación y otros para mostrar el día a día de los ciudadanos atrapados en un sangriento conflicto que se extiende ya casi un mes. La clave, para unos y otros, es llegar a cuanta más gente mejor. De ahí que una cuenta con casi 72 millones de seguidores marque una gran diferencia. Es el caso de David Beckham. Como embajador de buena voluntad de Unicef, papel que desempeña desde 2005, ha entregado el control de su cuenta de Instagram a una médico en Ucrania, en un intento por resaltar el “increíble trabajo” de los profesionales que están atendiendo, con los medios que tienen y sin descanso alguno, a los pacientes en medio de la invasión rusa.

A lo largo del domingo, el ex futbolista permitió que la doctora Iryna, directora de un centro perinatal en Jarkiv, mostrara a sus 71,6 millones de seguidores las condiciones en las que ella y sus colegas están trabajando estos días. La sanitaria, a quien solo se identifica por su nombre, publicó imágenes de las instalaciones en la segunda ciudad más grande de Ucrania y reveló cómo la guerra había afectado su trabajo.

La médico explica que ahora trabaja todos los días de la semana sin tregua y agregó que si bien su equipo “probablemente estén arriesgando sus vidas”, aman completamente su labor. “El primer día de la guerra, todas las mujeres embarazadas y las madres fueron evacuadas al sótano. Fueron tres horas terribles las que pasamos juntas”, detalla. “Desafortunadamente, no podemos llevar a los bebés que están en cuidados intensivos al sótano porque dependen de equipos de salvamento”, escribió junto a fotografías de recién nacidos en la unidad de cuidados intensivos conectados a generadores de oxígeno.

En una manera única de meterse en las entrañas de la guerra, la médico muestra en otro video a una mujer que acaba de dar a luz junto a su hijo, Mykhailo, que nació con problemas respiratorios. “Los primeros días fueron los más difíciles. Tuvimos que aprender a trabajar con bombardeos y huelgas. Mi jornada laboral ahora es 24/7, estoy aquí todo el día”, continúa. “Ahora, no solo soy el jefe del centro, sino que sigo trabajando como anestesiólogo pediátrico. Descargo carga, trabajo en logística y ofrezco apoyo emocional”, añade.

Objetivos civiles

Pese a que el pasado mes de febrero, la Organización Mundial de la Salud mostró su preocupación por el conflicto entre Rusia y Ucrania y pedía que los hospitales no fueran “objetivos” de posibles ataques, Vladimir Putin no ha tenido inconveniente alguno en ponerlos en el punto de mira. Uno de los peores bombardeos el pasado 9 de marzo se cebó con el hospital materno infantil en Mariupol, al sureste de Ucrania. El ataque se produjo durante el alto el fuego pactado entre ambos países para que los ciudadanos pudieran huir de la ciudad a través de los corredores humanitarios establecidos. “Hay niños y personas bajo los escombros” lamentaba el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, quien responsabiliza a Rusia de esta “atrocidad”

En su papel como embajador de Unicef, Beckham, que es padre de cuatro hijos, ha lanzado un llamamiento de emergencia para ayudar a proporcionar ayuda a los afectados en el país devastado por la guerra. “Gracias a sus donaciones, los generadores de oxígeno que han recibido están ayudando a los recién nacidos a sobrevivir en condiciones terribles”, dijo a través de sus redes sociales. “Continúen apoyando a estas personas increíbles y organizaciones benéficas como UNICEF de cualquier manera que puedan. Juntos podemos marcar la diferencia”, añadió.

Beckham ha donado un millón de dólares de su propio bolsillo junto a su mujer Victoria. Muchas estrellas de Hollywood también se han volcado con los ucranianos. Desde Leonardo DiCaprio -que ha donado 10 millones de dólares (su abuela era de Odesa)- hasta la pareja Ashton Kutcher y la ucraniana Mila Kunis.