Internacional

Estados Unidos detiene a uno de los hackers rusos más buscados por el FBI

El pirata informático Igor Dekhtyarchuk está acusado de vencer datos digitales robados

Dekhtyarchuk, de 23 años y en la lista de hackers más buscados por el FBI, enfrenta una pena de hasta 20 años en una cárcel federal si es declarado culpable.
Dekhtyarchuk, de 23 años y en la lista de hackers más buscados por el FBI, enfrenta una pena de hasta 20 años en una cárcel federal si es declarado culpable. FOTO: La Razón (Custom Credit)

El Departamento de Justicia de EE.UU. anunció este martes el arresto en Texas de Igor Dekhtyarchuk, un pirata informático ruso que está acusado de vender datos digitales robados, como el acceso a miles de correos electrónicos y pagos con tarjeta.

En un comunicado, informó que Dekhtyarchuk, de 23 años y en la lista de hackers más buscados por el FBI, enfrenta una pena de hasta 20 años en una cárcel federal si es declarado culpable.

Según la acusación, este pirata informático de nacionalidad rusa operaba el portal Marketplace A, dedicado a comercializar datos robados relacionados con pagos en línea, tarjetas de crédito e información personal de las víctimas.

Este portal habría vendido el acceso a más de 48.000 cuentas de correo electrónico y a más de 39.000 cuentas digitales de otras aplicaciones.

El FBI rastreó la pista de Dekhtyarchuk, quien ya participaba en foros de hackeo en noviembre de 2013 bajo el alias de “floraby”, cuando era todavía menor de edad.

El pirata comenzó a anunciar la venta de datos de cuentas digitales en foros de internet en abril de 2018, mismo año en el que abrió el portal.

Un agente del FBI encubierto realizó en el portal de Dekhtyarchuk 13 compras que le dieron acceso a un total de 131 cuentas digitales.

"Este caso ejemplifica la necesidad de que todos tomemos medidas para proteger nuestra identidad en línea, nuestros datos personales y nuestras cuentas financieras", dijo el fiscal federal del Distrito Este de Texas, Brit Featherston, según el comunicado.

Las autoridades de Letonia colaboraron en la investigación del FBI. EFE