Internacional

Las cinco claves de la Cumbre de la UE

Los líderes de los Veintisiete discutirán cómo bajar la factura de la luz ante la crisis energética y nuevas sanciones contra Rusia

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen FOTO: Sean Kilpatrick AP

Ucrania dominará el Consejo Europeo de la UE que se celebra hoy y el viernes en primavera una vez concluyan las cumbres de la OTAN y el G-7 previstas por la mañana. Será la primera vez que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que ya intervino por videconferencia en un Consejo Europeo, asista en persona a una cumbre europea, con cuyos líderes estará durante aproximadamente una hora. En cambio el ucraniano Volodomir Zelenski será la segunda vez que se conecta en la distancia con los Veintisiete, justo cuando se cumplirá un mes desde la invasión rusa de su país. El mediático presidente ucraniano tiene previsto intervenir también ante los líderes de la OTAN y el G-7 en el mismo día.

Estos son los cinco temas que marcarán la Cumbre de Bruselas:

SANCIONES

Durante su estancia en Bruselas, Biden presionará a sus socios occidentales para aprobar un nuevo paquete de sanciones, hasta el punto de que el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, aseguró que hoy se adoptarán nuevas medidas, centradas, especialmente, en evitar que Rusia pueda evadir las ya aprobadas.

En su intervención de este miércoles ante la Eurocámara, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, subrayó que se están aplicando las cuatro tandas de sanciones adoptadas por la UE, se está trabajando “para cerrar las lagunas que proporcionan una vía de escape a Rusia”, y que los Veintisiete están “preparados para hacer más, para matar de hambre a la maquinaria bélica de Putin”.

Fuentes europeas afirmaron que el debate sobre “consolidar” las sanciones ya dispuestas estará sobre la mesa, con la posibilidad de incluir más oligarcas rusos a una lista que afecta ya a 877 individuos, pero no especificaron si los líderes europeos aprobarán mañana un quinto paquete, en esa cumbre.

Otras fuentes diplomáticas explicaron que no se excluye “ninguna sanción”, respecto a la posibilidad de aprobar un embargo a las importaciones de petróleo ruso, pero esta es una cuestión divisiva entre los países de la UE, por la alta dependencia que tienen varios de Moscú.

Los Estados miembros, de hecho, discutirán con Biden sobre la posibilidad de que Estados Unidos pueda vender más combustibles fósiles a Europa para reducir esa dependencia.

REFUGIADOS

Un mes de guerra en suelo europeo que ha cambiado radicalmente el tablero geoestratégico mundial, unido a europeos y aliados, acelerado la integración europea y creado una crisis humanitaria sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial, con unos 3,5 millones de ucranianos que han huido hacia países de la UE.

Para ayudar a los Estados comunitarios a acomodar a todas esas personas, en su mayoría mujeres y niños, la Comisión Europea adoptó este miércoles una serie de medidas para facilitar su acceso a la educación, asistencia sanitaria, alojamiento y empleo.

ENERGÍA

La cumbre europea servirá también para que los líderes traten sobre energía, a tenor del impacto de la guerra en los precios, tanto en los combustibles fósiles como en la electricidad, y la enorme dependencia comunitaria en los hidrocarburos rusos.

La Comisión Europea presentó este miércoles un menú de políticas energéticas para abaratar los precios de la electricidad, como limitar el precio de la electricidad en el mercado minorista, redirigir los “beneficios caídos del cielo” a los consumidores o crear un agregador que garantice un precio bajo a consumidores vulnerables.

La opción preferida del Gobierno español, especifican fuentes diplomáticas, pasa por limitar el precio al que las eléctricas compran gas, petróleo o carbón para generar electricidad y compensarles a cambio de que estas ofrezcan unos precios más bajos en las subastas del mercado minorista, además de acompañar este mecanismo de un gravamen sobre los “ingresos extraordinarios” de las empresas del ramo.

La discusión se antoja “difícil”, según reconocen otras fuentes, por la profunda división que existe entre los socios más partidarios de intervenir el mercado (como España, Portugal, Italia, Grecia o Bélgica) y los contrarios a esta posibilidad, entre ellos Alemania, Dinamarca y, sobre todo, Países Bajos.

Para el medio plazo, los líderes abordarán el plan de la Comisión para reducir la dependencia del gas ruso en dos tercios en un año, con medidas concretas como llenar obligatoriamente las reservas antes del invierno, organizar compras conjuntas entre varios países o evitar comportamientos extraños en la gestión de los almacenes en territorio europeo en propiedad de compañías de terceros países, como la rusa Gazprom.

En la víspera de la cumbre, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, aseguró en el Parlamento europeo que Vladimir Putin se ha convertido en “el peor enemigo del pueblo ruso”, al que está asfixiando económicamente, ya que sus acciones han provocado la entrada en vigor de duras sanciones económicas de la UE y sus aliados, y le señaló como responsable de futuras hambrunas que puedan causar el desabastecimiento de cereal por la guerra.

BRÚJULA ESTRATÉGICA

El viernes se espera que los líderes de los Veintisiete avalen el acuerdo político alcanzado ya el lunes por sus ministros de Exteriores sobre la llamada “Brújula Estratégica”, un compromiso con el desarrollo de la defensa comunitaria reforzado por la amenaza rusa.