Internacional

Los cinco desafíos de Biden en su gira por Europa

En su gira más importante desde que llegó a la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos comprenderá de tres cumbres de la OTAN, Unión Europea y el G7

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, realiza su tercer viaje a Europa desde que llegara a la Casa Blanca
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, realiza su tercer viaje a Europa desde que llegara a la Casa Blanca FOTO: STEPHANIE LECOCQ EFE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, realiza su tercer viaje a Europa desde que llegara a la Casa Blanca. El mandatario estadounidense asistirá a la cumbre de emergencia de la OTAN, se unirá a los líderes del G7 y se dirigirá a los 27 de la Unión Europea en una sesión del Consejo Europeo convocada por la invasión rusa de Ucrania, que entra en su cuarta semana sin un final a la vista.

Una muestra de unidad

Desde el comienzo de la agresión de Rusia al territorio ucraniano, Estados Unidos ha buscado moverse solo en concierto con sus aliados, lo que le ha hecho mostrar diferentes formas de sanciones o ayuda militar, hasta que el resto de la OTAN estuviera listo para tomar medidas al mismo tiempo.

Uno de los objetivos del viaje de Biden es mostrar que EE.UU. está en consonancia con los aliados de la Unión Europea y demostrar que la determinación fortalecida de la OTAN no es una condición temporal sino la nueva normalidad en respuesta a las políticas expansionistas de Rusia.

Crisis de refugiados

Hoy, 24 de marzo, se cumple un mes desde que comenzara la invasión rusa a Ucrania. Continúan los bombardeos y los combates, el asedio de ciudades y mientras sigue aumentando el número de refugiados, que ya llega a los 3,6 millones, según ACNUR. Muchos de ellos llegan hasta Polonia, donde buscan nuevo hogar, mientras que otros acaban en otros países como Hungría, Rumanía o incluso España Sin duda, la mayor crisis de refugiados en Europa desde la Guerra de los Balcanes.

Después de reunirse con otros líderes en Bélgica, el mandatario estadounidense viajará a Polonia para una reunión bilateral con el presidente Andrzej Duda. Estados Unidos ha prestado especial atención al antiguo estado satélite soviético en los últimos meses, con vistas del secretario de Estado Antony Blinken y la vicepresidenta Kamala Harris.

Dada la importancia geopolítica de Polonia, con la confrontación con Rusia, garantizar que la nación siga siendo un miembro confiable de la OTAN es una preocupación apremiante de Estados Unidos.

Soluciones militares

Estados Unidos y sus aliados han abierto los grifos de la ayuda militar letal a las fuerzas ucranianas uniformadas y voluntarias que resisten el asalto ruso.

Actualmente, Estados Unidos está en conversaciones con los miembros de la OTAN, Eslovaquia y Turquía para trasladar sus sistemas antiaéreos a Ucrania. No obstante, no es tarea sencilla, pero si Biden lo logra, sería un éxito notable.

Una hoja de ruta de sanciones

Estados Unidos y sus aliados prometieron que impondrían sanciones económicas debilitantes y sin precedentes a Rusia.

Este jueves, Estados Unidos hará oficial una nueva batería de sanciones, en coordinación con sus aliados, contra Rusia en respuesta a la invasión a Ucrania, iniciada hace ya casi un mes, según ha indicado en rueda de prensa el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan.

Algunas propuestas incluyen nuevas sanciones a oligarcas y políticos, mayores restricciones a las exportaciones de energía rusa y los tipos de tecnología que se importan a Rusia.

La cuestión China

Durante los Juegos Olímpicos de invierno, Putin tuvo un encuentro en Pekín con el presidente chino, Xi Jinping, en el que describieron una amistad entre sus naciones que “no tenía límites”. Sin embargo, en el conflicto con Ucrania, China no se ha posicionado a favor del gigante ruso. Además, ha pedido que que se ponga fin al conflicto “cuanto antes”.

La semana pasada, Sullivan se reunión con su homólogo chino en Roma, seguido de una llamada telefónica de casi dos horas entre Biden y el líder chino Xi Jinping. Tanto Estados Unidos como Europa deberán hacer esfuerzos concertados y coordinados para convencer a China de que mantenga su distancia con Rusia y, si es posible, sea más elocuente en sus denuncias de la violación de la soberanía territorial de Ucrania por parte de Rusia.

Al igual que Estados Unidos, Europa es un mercado clave para los productos chinos, y la amenaza de sanciones de Estados Unidos y Europa a China si ayudara abiertamente a Rusia ya pesa sobre la economía china.