Internacional

Biden traslada a Polonia su firme apoyo contra la amenaza de Putin

El presidente de EE UU subraya en un discurso ante sus tropas desplegadas en el país centroeuropeo que defienden la democracia frente al autoritarismo

El presidente Joe Biden comparte una pizza con soldados estadounidenses en Rzeszow (Polonia)
El presidente Joe Biden comparte una pizza con soldados estadounidenses en Rzeszow (Polonia) FOTO: Evan Vucci AP

El Air Force One con Joe Biden aterrizó este viernes en el aeropuerto de Rzeszow. Aquí se ubica una de las bases militares más grandes de Polonia. Durante las últimas semanas, la base ha actuado como punto de partida para la asistencia militar occidental a Ucrania. Los misiles antiaéreos apostados en el aeropuerto compartieron espacio con el avión del presidente estadounidense, que fue recibido en la pista por el embajador de EE UU en Polonia, Mark Brzezinski, y Mariusz Błaszczak, ministro polaco de Defensa.

Biden estuvo acompañado por Lloyd Austin, secretario de Defensa, y Antony Blinken, secretario de Estado. El líder estadounidense eligió hacer una primera parada en Rzeszow para visitar a los soldados de la 82 División Aerotransportada. EE UU tiene desplegados 10.500 soldados en suelo polaco. «Solo quería pasar y decir gracias. Gracias. Gracias. Gracias», dijo Biden mientras entraba a una cafetería donde se habían reunido las tropas estadounidenses. No dudó en aceptar el ofrecimiento de uno de ellos y sentarse a comer pizza a lo largo de una mesa. El presidente comió entre risas, confidencias y fotografías.

Posteriormente, durante un discurso, Biden les dijo a las tropas que su misión iba más allá que simplemente enviar un mensaje a Rusia. En cambio, dijo, estaban actuando como una señal para todos los autócratas del mundo. «La pregunta es, ¿quién prevalecerá? ¿Prevalecerá la democracia y los valores que compartimos? ¿O prevalecerán las autocracias? Eso es realmente lo que está en juego», dijo Biden. «Lo que estáis haciendo es realmente consecuente».

Refugiados Ucrania
Refugiados Ucrania FOTO: Teresa Gallardo

Más tarde, Biden se reunió con trabajadores humanitarios para escuchar sus relatos sobre cómo ayudar a aliviar la crisis humanitaria, que, según dijo, fue puesta en marcha por un líder, Vladimir Putin, al que volvió a calificar de criminal de guerra. «Esos bebés, niños pequeños, miras a las madres –no tienes que entender el idioma que hablan– puedes ver en sus ojos literalmente el dolor al ver a sus hijos. No creo que haya nada peor para un padre que ver a sus hijos sufrir», dijo Biden. Según cifras de la agencia de la ONU para los Refugiados, más de 3,5 millones de personas han abandonado Ucrania, de estos, más de 2 millones cruzaron a territorio polaco. El presidente declaró que hubiera preferido ver la crisis desde una perspectiva aún más cercana, en Ucrania, pero las preocupaciones de seguridad lo impidieron.

Estados Unidos ha proporcionado desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania 112 millones de euros para ayudar a los países vecinos de Ucrania a abordar la afluencia de refugiados, incluidos 44 millones a Polonia. Biden anunció esta semana que Washington admitiría hasta 100.000 personas que huyen de la guerra en Ucrania a través de una variedad de canales de migración.

Biden viajó hasta Europa para reforzar la cooperación occidental y reafirmar el apoyo de Estados Unidos. La guerra en Ucrania ha llevado a OTAN a una cooperación sin precedentes. El presidente dejó claro el límite de su país en el conflicto: no enviará tropas estadounidenses a Ucrania para luchar directamente contra las fuerzas rusas. En su lugar, apuesta por una presencia reforzada de EE UU ordenando nuevos despliegues rotativos a lo largo de la frontera oriental de la OTAN para demostrar el compromiso estadounidense de proteger la Alianza Atlántica.

Biden mantuvo un breve encuentro con el presidente polaco, Andrzej Duda, quien pidió más fuerzas militares permanentes en el país, junto con una fuerza internacional de mantenimiento de paz en Ucrania. Algo que no convence a la Administración estadounidense, ya que implicaría el traslado de tropas a Ucrania. El presidente de EE UU se reunirá hoy con Duda en Varsovia, posteriormente se dirigirá a los polacos en un discurso televisado. Por la noche, Biden también visitará al primer ministro, Mateusz Morawiecki, y al alcalde de Varsovia, el liberal Rafał Trzaskowski, en el Estadio Nacional, uno de los centros de asistencia a los refugiados ucranianos.