Internacional

Alemania se convierte en el segundo mayor proveedor de armas a Ucrania

La ministra alemana de Defensa respondió a las críticas de que su país no estaba “ayudando lo suficiente a Kiev”

Ready-for-combat "Patriot" anti-aircraft missile systems of the German forces Bundeswehr's anti-aircraft missile squadron 1 stand on the airfield of military airport during a media presentation in Schwesing, Germany, Thursday, March 17, 2022. Some units of the squadron are already on their way to Slovakia to reinforce NATO's eastern flank. (Axel Heimken/dpa via AP)
Ready-for-combat "Patriot" anti-aircraft missile systems of the German forces Bundeswehr's anti-aircraft missile squadron 1 stand on the airfield of military airport during a media presentation in Schwesing, Germany, Thursday, March 17, 2022. Some units of the squadron are already on their way to Slovakia to reinforce NATO's eastern flank. (Axel Heimken/dpa via AP) FOTO: Axel Heimken AP

Berlín es el segundo mayor proveedor de armas a Ucrania en este momento, dijo el martes la ministra alemana de Defensa, Christine Lambrecht, respondiendo a las críticas de que su país no estaba entregando suficientes armas a Kiev.

“En lo que respecta a Ucrania, Alemania se ha convertido en el segundo mayor proveedor de armas, creo”, dijo Lambrechts en un evento del grupo de expertos del Consejo Atlántico en Washington, sin dar detalles.

“Alemania alcanzará los objetivos de planificación de la OTAN antes de lo prometido”, dijo, según el borrador del texto de un discurso que debía pronunciar en el centro de estudios Atlantic Council de Washington.

“Tendremos la división prevista del ejército lista para el combate en 2025, con dos años de antelación”.

Si bien Alemania no tiene una sola división del ejército preparada para el combate en este momento, tenía 12 divisiones de este tipo en la década de 1980, durante la Guerra Fría.

Según su calendario original, Berlín aspiraba a tener una división lista para el combate en 2027 y un total de tres divisiones listas para el combate en 2032.

El canciller alemán Olaf Scholz, en un importante cambio de política para el país tras décadas de desgaste, se comprometió a inyectar 100.000 millones de euros en el Bundeswehr tras el inicio de la guerra en Ucrania.

El dinero se destinará a aumentar la preparación del ejército alemán, principalmente mediante la compra de armas y equipos de los que las tropas han carecido hasta ahora.

Desde el histórico discurso de Scholz el 27 de febrero, tres días después de la invasión, Berlín ha anunciado la compra de aviones de combate F-35 a Estados Unidos y ha dicho que pretende comprar un sistema de defensa antimisiles. Scholz también dijo que Alemania aumentaría drásticamente el gasto en defensa hasta superar el 2% de su producción económica.