Internacional

Guerra

El cementerio de cadáveres y las atrocidades de Bucha alarman a Occidente

Ucrania acusa a Rusia de “terribles crímenes de guerra” mientras la UE prepara una nueva ronda de sanciones ante el horror descubierto en las ciudades liberadas por las tropas ucranianas

El 2 de abril fue uno de los días relativamente más satisfactorios de la defensa de Ucrania ya que las tropas rusas se habían retirado de la región de Kiev después de un intento fallido de capturar la capital de Ucrania. El 3 de abril, sin embargo, se convirtió en un día de conmoción y dolor con al descubrir el horror de la ciudad de Bucha que revelan los crímenes de guerra rusos en Ucrania.

Guerra Ucrania
Guerra UcraniaAntonio Cruz

Decenas de cuerpos desfigurados se fueron encontrando a medida que las tropas rusas se retiraban de Bucha y otras ciudades de la región capitalina. Yacen en las calles, en pozos, en fosas comunes. Solo en una calle de Bucha, los periodistas de la AFP cuentan 20 cuerpos. Todos son civiles. Desarmados. Un cuerpo yace encima de sus bicicletas con los pies en los pedales. Cuatro cuerpos tienen las manos amarradas a la espalda y heridas en la cabeza. Siete cuerpos, todos baleados, yacen en un patio cerca de una casa. Cinco más, con claros signos de tortura, se encuentran en otra casa que fue utilizada como residencia por las tropas rusas. Otro tramo corto de una carretera entre dos pueblos tiene trece cuerpos, todos calcinados, tirados junto a sus coches destrozados. Dos o tres son cuerpos de mujeres desnudas. Algunos vehículos están claramente marcados como que tienen niños a bordo.

Crímenes de guerra
Crímenes de guerraAntonio Cruz

Es probable que cientos hayan muerto solo en Bucha, ya que su alcalde dijo que se descubrió una fosa común con más de 280 cuerpos en la ciudad. La Fiscal General ucraniana, Iryna Venediktova, habla de 410 muertes confirmadas. Human Rights Watch ya investiga una serie de incidentes. En uno, los soldados rusos arrojaron una granada de humo al sótano de un edificio. Una mujer y su hija de 14 años fueron asesinados a tiros cuando salían apresuradamente de su refugio.

Según un número creciente de informes, se han cometido crímenes similares en otras áreas que habían sido ocupadas por Rusia, como en Brovary, al este de Kiev, en las regiones de Chernigiv, Jarkiv y Sumy. Los testigos dicen que un niño fue quemado vivo después de que los soldados rusos encontraran un cóctel molotov en su casa. También surgen nuevos relatos de violaciones de mujeres.

Como de costumbre, medios rusos aseguran que las fotos son falsas. Pero la violación y el asesinato de civiles ha sido una parte deliberada de las acciones militares rusas en otros campos de batalla como Alepo o Grozni.

Los ucranianos ya han sido testigos de una invasión sin fundamento, bombardeos indiscriminados de ciudades, secuestros y dispersiones en las zonas ocupadas.

Sin embargo, los horrores revelados en Bucha conmocionan por su grado de violencia. Revelan el total desprecio por la vida por parte de las tropas rusas y son para muchos, incluido el presidente Zelenski, señales de un intento de genocidio en Ucrania. Si bien esto puede estar sujeto a interpretaciones judiciales, las acciones rusas ya se consideran equivalentes a los crímenes de guerra. Enseñan lo que puede suceder en otras ciudades y pueblos pacíficos, si Ucrania no logra repeler la invasión.

Más armas de Occidente

Volodimir Zelenski ha dicho hoy que Rusia está matando ucranianos porque no quieren rendirse a Rusia. Muchos ucranianos ven la masacre de Bucha como una prueba más de que la guerra que están librando contra Moscú se trata de la supervivencia del país y su gente. Señalan que Ucrania necesita con urgencia armas más sofisticadas de Occidente, como aviones de combate y misiles de mayor alcance, para proteger a su gente y sus ciudades.

Por ahora, los informes sobre la masacre de Bucha han provocado una severa condena de varios políticos occidentales. Los líderes europeos condenaron los asesinatos de civiles desarmados y prometieron imponer más sanciones contra Rusia. El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, dijo que “haría todo lo posible para detener a la maquinaria de guerra de Putin” y pidió a la Corte Penal Internacional que continúe con su investigación sobre los crímenes de guerra.

“Patada en el estómago”

El secretario de Estado de EE U., Antony Blinken, dijo que la creciente evidencia de crímenes de guerra por parte de las tropas rusas es “un golpe en el estómago”. Promete que EE UU y sus aliados seguirán apoyando a Ucrania y que pronto habrán diez misiles antitanques en Ucrania por cada tanque ruso.

Si bien actualmente no hay tropas rusas en la región de Kiev y parece que una parte se está retirando de Chernigiv, su enfoque en las regiones del Sur y del Este es cada vez más claro. La ciudad de Odesa, que siempre ha ocupado un lugar destacado en la mitología histórica y la vida cultural rusa, fue bombardeada extensamente por primera vez desde el comienzo de la invasión. Al menos siete explosiones sacudieron la ciudad el domingo por la mañana con un depósito de petróleo en el puerto de la ciudad como objetivo probable. Mykolaiv, un bastión clave en el camino hacia Odesa que ha estado repeliendo el avance de las tropas rusas sobre el terreno, también sufrió varios ataques con misiles. Mientras tanto, decenas de activistas siguen desaparecidos en las regiones ocupadas del Sur y el Este. Los rusos dispararon hoy contra manifestantes pacíficos en Kajovka y Jerson con varias personas heridas.

Por su parte, Mariupol, una de las ciudades más castigadas, sigue en pie y sigue siendo la última presencia ucraniana en el llamado corredor entre la Crimea anexada y la región rusa de Rostov en el Este. Más de 100.000 civiles siguen atrapadas, mientras el batallón ucraniano Azov sigue repeliendo los ataques rusos en la ciudad casi completamente destruida.

Más al norte, las tropas ucranianas en Donbás y la población civil resisten el intenso fuego de artillería de las tropas rusas y de las autodenomindas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk. Las ciudades locales, como Rubizhne y Severodonetsk, están siendo disputadas mientras los civiles intentan escapar. Mientras tanto, Rusia está enviando nuevas tropas al Norte, en la región de Sumy, y también amenaza a la mayor parte de las tropas ucranianas del norte después de capturar Izium, un importante centro ferroviario al sur de Jarkiv. Ucrania se está preparando para un combate extremadamente duro en el Este y el Sur del país, mientras que otras regiones continúan siendo blanco de misiles rusos.